jueves, 3 de mayo de 2018

¿MIEDO AL BAÑO DEL BEBÉ? Qué necesitarás y cuál es la mejor manera de hacerlo

miedo al baño recién nacido, todo para el baño bebé, blog mimuselina baño


Todas y todos coincidís. Hay muchas cosas de la llegada del bebé que os preocupan, que os asustan, que os resultan difíciles, pero si hay una común en tod@s es: el baño. Os resulta peligroso y he de deciros que para nosotros tampoco fue sencillo al principio, hasta que logramos encontrar nuestra comodidad, la del pequeño, y convertir ese momento en todo un ritual. A partir de ahí se convirtió en nuestro momento favorito junto al pequeño. Más adelante también lo fue con Valeria, pero para cuando llegó la peque llevábamos muchos baños a nuestras espaldas.

Hablo en plural porque en el momento del baño es muy importante estar acompañado, sobre todo al principio. Todas las manos serán pocas. Os intentaremos ayudar a simplificar y estandarizar el baño, así será algo mecánico y mucho más sencillo y para ello os daré los trucos que utilizamos en casa: 

En primer lugar es fundamental LA PREPARACIÓN. Ya lo decían las abuelas y los refranes, ser prevenido vale por dos. Haced caso a las voces sabias de la experiencia. Para que todo fluya en el momento del baño mejor tenerlo todo controlado antes de tener al bebé desnudo. ¿Con esto que quiero decir?
- Temperatura de la habitación: 24ºC. Puedes bañar al bebé en el cuarto de baño, en el salón... donde queráis, siempre que estéis cómodos y sobre todo la temperatura. Mientras colocáis la bañera y la llenáis podéis poner un calefactor para que alcance el calorcito necesario. 

- Colocar dos espacios diferenciados. En nuestro caso no teníamos bañera que se convirtiera en cambiador, por lo que siempre preparábamos dos espacios: por un lado el del baño propiamente dicho y por otro el del cambio. 

- Preparar junto a la bañera todos los elementos que vamos a necesitar para esta fase:
  1. Bañera
  2. Termómetro
  3. Esponja - gasa
  4. Jabón
  5. Capa de baño, en nuestro caso de gasa de muselina, en lugar de rizo de toalla. Aquí podréis ver una comparativa de ambos tejidos y por qué decantarse por la capa de muselina. 
- Preparar junto a la zona del cambio todo lo que necesitaréis para después:
  1. Cambiador
  2. Otra toalla
  3. Body
  4. Muda
  5. Crema de pañal
  6. Pañal
  7. Kit recién nacido (tijeritas, limas de uñas, peine)
Si la bañera no es portátil y la tenéis siempre fija, tened en cuenta que estéis cómodos de altura, que los brazos los tengáis sin forzar los hombros y en posición natural. Cuánto más cómodos estéis más natural haréis los movimientos para el baño de vuestro bebé. Si es portátil, aseguraos de que la superficie es totalmente firme y estable. Cuando la habitación esté a la temperatura apropiada, llenad la bañera. Mientras no esté el agua a la temperatura específica no desnudéis al peque. El agua debe oscilar entre los 35 y los 37, como la temperatura corporal. Para ello utiliza el termómetro o un truquillo, el codo o la parte interior de vuestra muñeca os servirán para saber si está caliente o fría de más. Antes de meter al bebé, cuélgate la capa de baño del cuello así cuando acabes la tendrás a mano y tendrás las manos libres para coger a tu peque. 


capa de baño mimuselina, como bañar a un recién nacido, trucos baño bebé, consejos baño recién nacido, blog mimuselina


El siguiente paso, desnudar al bebé y meterlo en el agua. Lo más cómodo para una sujeción buena en el agua es con el brazo derecho, con la cabeza en la zona de la cara interna del codo y que la mano agarre su culito. Una vez lo metas poco a poco, utiliza la izquierda. Si estáis acompañados mejor, uno de vosotros sujeta al baby y el otro u otra procederá al lavado. Consejo de nuestras compañeras de MySalus: empezar por las partes más limpias. Agua por la cabecita, los ojitos y la carita e ir bajando hasta los pliegues y zonas genitales. Ahí debemos poner más hincapié para que quede bien limpia. 

Tema esponja. Difícil deciros. No hay nada escrito. Hay quién la prefiere y quién no. Nosotros al principio utilizamos una gasa de muselina. Luego la esponja. Importante, eso sí, dejarla secar muy bien después de cada baño. 

Tema jabón. ¿Sí o no? Pues en un principio los bebés no están muy sucios y su piel es muy sensible. Nosotros no utilizamos nada. A partir del tercer mes ya si, y siempre jabones neutros, sin perfumes. 

Tiempo: al ser recién nacidos no deberían durar más de 5 minutos. Luego, como a los peques les guste, pueden volverse eternos y pelear con ellos para que se salgan del agua. Ya nos lo diréis. Valeria es una pececilla. 

Cuando acabéis del agua, llega el momento de sacarlos y secarlos. Si vuestros peques tienen la piel sensible y atópica, no todas las toallas os irán bien, pueden irritarles la piel. La capa de baño de Mimuselina tiene triple doble capa de gasa de muselina que seca muy bien, es muy suave y absorbe muy rápido. Además le podrás poner la capucha y es muy grande, 1m x 1m. La mayoría de las toallitas son muy pequeñas, pero con esta tienes una libertad de movimiento mucho más grande. 

cómo bañar al recién nacido, baño bebé, capa de baño gasa de muselina, blog mimuselina


Una vez sacado del agua, arrópale, acurrucarle contra vosotros, tranquilos que no os mojaréis porque al tenerla colgada del cuello la capa también os protege a vosotros. Desde ahí nos vamos a la zona del cambio. Donde espera otra toallita para terminar de secarlo del todo. Este momento es súper tierno también. Dándole cremita en su piel suavecita y a la vez podrás revisar por si tiene algún granito, erupción o alguna anomalía. El bebé está muy relajado y podréis hacerlo fácilmente. 

Revisa sus uñas, si las tiene largas utiliza las limas específicas para bebés. Hasta pasados unos meses es mejor no cortárselas con las tijeritas de punta redondeada de bebé. 

Es el momento de poner el body y el pijama y disfrutar de dulces sueños si lo bañáis por la noche. Nosotros procurábamos hacerlo así siempre que podíamos porque dormían súper a gustito recién limpitos. 

Os dejamos el vídeo que han preparado las chicas de MySalus para que el baño no guarde ningún secreto para vosotros: 




Otro consejo, después de usar la bañera dejarla limpia y bien seca. Si esto lo interiorizáis y mecanizáis; después de una semana, el baño estará bajo control. 

¿Cómo os las apañáis vosotros? Eso sí, os avisaré, cuando crezcan, la pregunta será distinta: ¿Cómo me las apaño para conseguir que salgan del agua? jejeje. 

Image and video hosting by TinyPic