martes, 19 de diciembre de 2017

COMENTARIOS Y OPINONES A RAYA, TÚ ERES LA MADRE

Fernando Moreno foto, embarazada, comentarios a raya, consejos y opiniones, tu eres la madre

Eso que no se te olvide ni un momento, tú y sólo tú eres la madre. Y te digo esto como un consejo. Desde el momento que le dices a tu círculo más cercano las dos palabras mágicas: "estoy embarazada"; todos, absolutamente todos, se creerán con derecho a opinar y se pensarán que controlan cualquier tema relacionado con el embarazo, mucho más que tú. Bueno, quien dice todos, dice todas, porque los hombres de tu alrededor van a opinar poco, quitando tu pareja/novio/marido/padre de la criatura. 

Es una situación con la que sí o sí vas a tener que lidiar. Y cuanto antes empieces a hacerte a la idea mucho mejor. Te encontrarás con que, incluso gente que no ha estado nunca embarazada, sabe del tema. Y no sólo sabe, claro está, que como controlan de todo se atreven a opinar, y voy más allá, osan además a aconsejarte. 

Ante esto, mucha, mucha, muchísima mano izquierda. Los comentarios y opiniones no van a desaparecer, así que sólo es cuestión de actitud y de cómo conseguir que te resbalen los que no te aporten y hacerles caso sólo a los verdaderamente útiles y de "fuentes fiables" (las madres son las mejores en esto, ellas han pasado por lo mismo y podrán aconsejarte más fielmente, pero tampoco tendrán por qué llevar toda la razón, los tiempos cambian y todo evoluciona). 

En esto hay mucho de sabiduría popular y de "le pasó a mi prima o a mi vecina la del quinto". Todo el mundo tiene a alguien al que le ha pasado lo mismo y te va a contar su historia, aunque no te interese. Serán historias positivas o negativas, da igual, ellos no van a pararse a pensar si te hacen bien o mal, directamente te las van a contar porque así se sentirán más partícipes de tu situación actual. 

Muchas de sus opiniones te las darán sin preguntarles. Además te harán un torrente de preguntas que es probable que tú ni siquiera te hayas planteado, generándote más dudas aún de las que ya traen consigo los embarazos. Tú tranquila, escucha, pero no te agobies y reflexiona, mantente firme a tus creencias y pensamientos. 

Por ejemplo habrá quien, durante el embarazo te pregunte: ¿No visitas a otro ginecólogo? ¿Por qué no buscas una segunda opinión? ¿Todavía no sabes el sexo del bebé? Y aquí tirarán de tópicos y se adelantarán a los acontecimientos: Vas a tener una niña, seguro, tu tripa es muy redondita. O por el contrario, va a ser niño, estás poniéndote muy guapa. Que dan ganas de decir, no señoras, ni guapa ni redondita, vamos a ver qué dice la ecografía que bastantes vueltas está dando mi cabeza a ver qué va a ser... Por no hablar de que con la misma tripa unos dicen que es redonda y otros puntiaguda, con lo que igual puede ser niño que niña... Ya lo dirá la ecografía, en cuanto se deje ver, tu retoño te lo dirá directamente. 

embarazada consejos opiniones amigos familia suegra blog mimuselina

Otros temas que te sacarán durante el embarazo... El de la alimentación. Todos sabrán lo que tienes que comer o dejar de comer. Ni caso, tú sigues las instrucciones de tu médico y el sentido común. Tu suegra y tu madre querrán cebarte y que comas por dos, seguro.  O la epidural. ¿Te la vas a poner? Pues una amiga se la puso y encantada... y habrá otra que te diga, pues a mi amiga no le fue nada bien, se la pusieron tarde y lo notó sus efectos, tú pide que te la pongan pronto... Sabrán ellas cuándo hay que ponerla... Ya te lo dirán cuando estés en el hospital, ¡sólo estoy de 5 meses, no he pensado en eso! ¿Por qué se empeña la gente en correr tanto?

Te darán consejos para dormir, que si tienes que caminar, o que no camines para no hacer esfuerzos; para unos tendrás que leer todo lo que puedas, otros te dirán que nos hemos criado todos sin tanto libro ni internet y hemos sobrevivido... Tú eres tu dueña y tienes que vivir el embarazo como TÚ quieras, no como te vayan diciendo... Si eres primeriza te costará más hacer oídos sordos a muchas opiniones o aprender a diferenciar las que son útiles y verdad de las que no lo son. 

Tampoco se lo tengas en cuenta, quizá esta situación también es nueva para ellos si eres de las primeras en el círculo en quedarse embarazada, o en el caso de la familia, no te digo nada si va a ser el primer nieto... El truco está en tener, como te decía antes, mucha mucha mucha mano izquierda. Si empiezas a practicarlo durante el embarazo te será muy útil cuando nazca el bebé, que será cuando se desatan los torrentes de opiniones y todos tendrán la suya. 

¿Le darás el pecho no? Túmbalo así, te dirán unos... ¡No, mejor así! te dirán otros. En esta posición eliminan muy bien los gases... ¿Qué haces, por qué lo pones así, para los gases no es bueno? Si llora te dirán, es sueño, es hambre, se ha hecho caca... O irán más allá, no lo cojas que se acostumbra a los brazos, no lo dejes llorar... Todos creerán saber más de tu hijo que tú. Intenta calmarlo así, no así, no así... Ponlos a raya, tú eres la madre. Si decides darle el pecho es porque tú lo quieras, si llora y lo coges será decisión tuya, si lo colocas así o "asao" para quitarle los gases será porque tú lo hayas decidido. Tú y sólo tú (bueno, y tu pareja que algo tendrá que decir en esto). 



En este caso, en esos primeros días, cuando tienes las hormonas revolucionadas y acabas de llegar a casa con tu hij@, y tu mundo estás patas arriba, intentando acostumbraros todos a la nueva situación, será cuando más visitas recibas. También cuando tus suegros y tus padres no quieran salir de casa ni con agua caliente. Es normal, es su nieto y su intención es sólo la de ayudar. Pero a veces pueden agobiarte y saturarte. No llegues al extremo de explotar. Si ves que se pueden extralimitar, tanto unos como otros, házselo saber con mucho tacto. Si te callas, aguantas y al final explotas será muy incómodo para la familia. 



Marca bien tu territorio, mantén las opiniones a raya y decide a las que harás caso y a las que no. Pero si sabes a lo que te vas a enfrentar te será más fácil controlar la situación. Así que ya sabes, esto sólo acaba de empezar... ¡cuando crezca más!. La lista de consejos será interminable: a qué colegio llevarlo, cómo alimentarlo, las vacunas, cómo quitarle el pañal, cómo conseguir que duerma del tirón... Cada caso es un mundo, pero recuerda que tú eres la reina del tuyo. 


Ah, y se me ha olvidado uno que nunca falla. En cuanto nazca, la opinión de todos y cada uno de los que lo conozcan... ¡Se parece al padre, nooo, para nada, es igualito a la madre! Para eso, en Mimuselina tenemos una frase mágica, verás como ni se les ocurre comentarlo, jeje. 

blog mimuselina me parezco a mi y punto muselina bebé
Muselina de gasa 100% algodón con frase estampada de Mimuselina





Image and video hosting by TinyPic