jueves, 23 de noviembre de 2017

BEBÉS PREMATUROS, TODO LO QUE DEBES SABER

mimuselina bebés prematuros


Cuando una mujer está disfrutando de su embarazo siempre tiene en su mente la fecha prevista de parto, esas siglas fpp con las que empiezas a familiarizarte desde las primeras visitas a matronas y ginecólogos. Esa fecha, que se calcula sumando 40 semanas a la fecha de tu última regla es en la que debería nacer el bebé. Ninguna madre se plantea tener a su hijo a las 32 semanas, pero puede pasar. Y el hecho es que, en España, pasa cada vez más. Según los últimos datos facilitados por la Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM), uno de cada 13 nacimientos son pre-término, una de las tasas más elevadas de la Unión Europea.

Pero del mismo modo que aumentan el número de partos prematuros (no queremos asustarte), los avances en Neonatología son enormes y cada vez, bebés con menos semanas, logran sobrevivir sin secuelas, retrasos o problemas. Aunque en los primeros meses y años de vida, un bebé prematuro necesitan unos cuidados y unas atenciones especiales, eso sí.


CAUSAS
Son muchas las causas por las que podrías ponerte de parto mucho antes de lo que entraba en tus planes:
- El estrés de nuestra sociedad contribuye y mucho a generar estados de ansiedad y nervios que aceleran el proceso. En la mayoría de los casos, las mujeres deben continuar con su vida totalmente normal, con el mismo nivel de exigencia en sus trabajos, y todo pasa factura. La mujer embarazada puede trabajar, claro que sí, pero debe tomarse la vida con menos estrés, por muy difícil que sea, no sólo debe pensar en ella, tiene que pensar en su pequeñ@.
- Fruto del nuevo panorama reproductivo en el que nos encontramos son muchos los embarazos que son consecuencia de tratamientos de reproducción asistida y muchos de ellos conducen a partos múltiples. En este caso es más fácil que el parto pueda adelantarse, en gran medida, por el espacio para los bebés.
- El retraso en la maternidad también contribuye en gran medida a un parto prematuro. Si te has quedado embarazada pasados los 38 cualquier cuidado y medida preventiva que tomes es poca. Así que cuídate para intentar evitar contratiempos.



ATENCIÓN A...
Si estás embarazada y notas síntomas extraños a destiempo, no lo dudes y vuela al hospital. Por ejemplo:
- Si percibes 4 o más contracciones por hora antes de las 37 semanas de gestación.
- Dolores abdominales tipo calambres menstruales
- Sangrado vaginal
- Pérdida de líquido por la vagina que pueda indicar que alguna de las membranas que rodean al bebé se haya roto.



Para considerarse completo, el embarazo debe sumar al menos 280 días. Así, un bebé será prematuro si nace antes de las 37 semanas. Habrá llegado a término si nace entre la 37 y la 42 y será un pequeño pos-maduro si nace pasadas esas 42 semanas.

Pero tranquila. Como te decíamos cada día hay más y mejores especialistas en Neonatología para conseguir la supervivencia de un bebé prematuro. De todos los bebés que nacen, incluso en la semana 28, un 80% sobrevive. Y se conocen casos de hasta prematuros de 22-24 semanas que con muchísimos cuidados y atenciones médicas han logrado salir adelante.



¿Cómo actuar si tienes un bebé prematuro?


Es quizá aquí donde una madre se siente más perdida. En primer lugar no te ha dado tiempo a asumirlo, a informarte, a leer... cuando de repente te encuentras con una situación acelerada y en un escenario completamente distinto al que te habías planteado. No puedes hacer con tu bebé todo lo que pensabas hacer, ni llevártelo a casa, ni darle el pecho al uso... Bueno, en este caso también dependerá del grado de prematuridad con el que haya nacido. Cuanto más pequeñín sea, más extremos serán los cuidados y las medidas. El contacto piel con piel será fundamental para tu bebé y para ti. Pasad el mayor tiempo que podáis, tú o el padre, con vuestro bebé apoyado en vuestro pecho, en contacto total con vosotros, dándole calor y la fuerza necesaria para seguir creciendo. Dilo en el hospital, pide que te dejen hacerlo, el vínculo madre-hijo es muy fuerte y poderoso.


blog mimuselina piel con piel prematuros

Sabemos que es complicado y difícil. Si ya nos imaginábamos que tras 9 meses, nuestro bebé sería frágil y sensible pesando alrededor de los 3 kg, os imagináis lo frágiles que son si nacen con 1 o 2 kg de peso? Según la semana en la que haya nacido tendrá o no desarrollados algunas funciones, puede que no pueda incluso desempeñar algunas por sí solo y tenga que esperar la maduración total en una incubadora. Para saber cómo evoluciona tu bebé semana a semana y saber qué tiene totalmente formado y qué no, puedes pasarte por nuestro particular "semana a semana" y la comparativa con el tamaño de las frutas de nuestro bebé.

Cuando tu parto es prematuro, los bebés suelen tener algunos síntomas o características en común. Además del bajo peso al nacer, menos de los 2,5kg, pueden presentar alguno de estos rasgos:
- Piel muy fina, transparente, casi traslúcida, a través de la cual podemos ver sus venitas.
- El lanugo, ese vello que recubre su cuerpo en una etapa del embarazo, puede seguir presente.
- Todavía no son capaces de realizar la succión y la deglución por sí solos (no lo pueden hacer antes de la semana 34)
- La temperatura corporal es bastante baja
- y la frecuencia respiratoria es más elevada.

Pero más allá de los rasgos físicos que podamos observar en los bebés prematuros, hay una serie de cuidados específicos que debes conocer. Tendrás que aprender a familiarizarte con la terminología "edad corregida". ¿Qué es esto? Es la edad que tendría el bebé si hubiera nacido a las 40 semanas. Se calcula sumando las semanas a las que el niño nació y las que pasa fuera del útero. Por ejemplo, un niño nacido a las 34 semanas de gestación tendrá 37 semanas de edad corregida (34 + 3, cuando cumpla tres semanas después del parto). Si nació a las 32 semanas, a los 4 meses de su nacimiento, tiene en realidad, 2 meses a todos los efectos (para que los médicos valoren su desarrollo y crecimiento). No para las vacunas, en este caso se regirán por su fecha de nacimiento.


PRECAUCIONES A TENER EN CUENTA

Evitar problemas respitarorios
Este es lo fundamental. Cualquier complicación de tipo respiratorio lo complica todo por el bajo nivel de desarrollo. Algunos bebés deberán mantenerse aislados en la incubadora durante algún tiempo, y aunque podrás acariciarle y hablarle (es fundamental ese contacto con la madre), no convendrá que ande de brazo en brazo para evitar este tipo de infecciones respiratorias. Su debilidad debe convertirse en fortaleza logrando su total desarrollo. Sólo hay que tener paciencia y mimos, muchos mimos.

blog mimuselina bebés prematuros



¿Puedo darle el pecho?
Es otra de las grandes dudas. Es cierto que no hay planes específicos de alimentación para los prematuros, también depende de cada caso en concreto por ejemplo del peso del bebé, de la leche que le haya subido a la madre... En algunos casos como comentamos, el bebé no es capaz de succionar por sí solo, por lo que hay que alimentarse vía intravenosa. En otras, a pesar de que pueda mamar, hay que complementar con alguna fórmula especial (ricas en calcio y aporte calórico), ya que es importante que el bebé vaya cogiendo peso y no coge el suficiente con la lactancia materna pues hay que ayudarle. Hay muchas mamás que piensan que si su bebé llega a un peso determinado le darán el alta. El tema del peso no es el único determinante para que podáis marchar a casa con vuestro pequeño. Lo importante es si es capaz de regular su temperatura y si realiza la succión-deglución adecuadamente.





¿Necesitará estimulación temprana?
Es más probable que si tu bebé nace con un peso menor a los 1500gr o antes de la semana 32, necesite estimulación temprana. Se deberá tener especial cuidado y prestar atención detallada a su evolución en todo momento por si se detecta cualquier alteración en su crecimiento o desarrollo acudir lo más pronto posible a los especialistas.


Prevenir la muerte súbita
Otro de los grandes miedos a los que se enfrenta una madre de un bebé prematuro. Es importante estar bien informados de las medidas para prevenir la muerte súbita ya que los prematuros tienen más posibilidad de sufrir apneas.

- Deberán dormir siempre de espalda
- Evitar abrigarlos en exceso ni poner la calefacción demasiado alta en la habitación donde estén. (El calor induce a los bebés a un sueño más profundo, lo que puede degenerar en una apnea o muerte súbita)


blog mimuselina bebés premturos, todo lo que debes saber


¿Se les puede bañar todos los días?
No es necesario bañarle todos los días. Puede realizarse si se relaja antes de dormir, más como costumbre que como necesidad. Contribuye también al aumento de temperatura. Aunque es bueno acostumbrarles a una rutina, su piel (que ya sabemos que llega al mundo más fina de lo habitual) no necesitará un baño obligatorio cada día.


Recomendaciones básicas
Os daremos ahora una serie de recomendaciones básicas para con vuestro pequeñín:
- Evitar las visitas de familiares o amigos enfermos, y si algún hermanito o alguien cercano que viva en casa está enfermo, mejor que el bebé esté asilado, sólo, en la habitación. El riesgo de contagio en prematuros es más elevado y las complicaciones a desarrollar también.



- Lavarse muy bien las manos
- Evidentemente impedir que haya humo a su alrededor, que no se fume bajo ningún concepto (algo que debería ser lo habitual con cualquier bebé, se convierte en mucho más fundamental cuando se trata de un prematuro)
- Evitar zonas muy concurridas, lugares cerrados con mucha gente.
- Buena esterilización de todo, chupetes y biberones, con especial atención.
- Vigila cambios en su temperatura, si no alcanza los 36 o pasa de los 37,5º acude al médico.
- También deberás acudir al especialista o a urgencias en caso de que sufra cambios en la respiración, presente signos de deshidratación, su piel esté azulado, pálida o con manchas o por ejemplo si tarda en despertarse o duerme mal varias noches seguidas.
- Estáte muy pendiente de si come peor, tose y vomita o regurgita en exceso.

Durante los primeros meses puede que los signos de cualquier proceso infeccioso sean imperceptibles y muy sutiles, pero ante cualquier duda, no te lo pienses y acude al pediatra o a urgencias. Cuanto más temprana sea la atención, mejor. Y es que, todos los cuidados que no hemos podido darle durante los últimos meses de embarazo, los tendremos que tener extremados fuera. Si un bebé es totalmente dependiente, un bebé prematuro lo es muchísimo más. Combate tus miedos con conocimientos y todo irá bien.




Image and video hosting by TinyPic