martes, 28 de noviembre de 2017

NO ME VALE NADA... TRUCOS PARA REUTILIZAR TU ROPA DURANTE EL EMBARAZO

blog mimuselina trucos para ropa embarazada premamá

La tripa crece, tus hormonas se revolucionan y tu cuerpo experimenta cambios constantes. No sólo tienes que aprender a convivir con ello sino que además tienes que ¡vestirte cada día!. Los primeros mese, todavía... pero pasado el cuarto, aquellos pantalones no cierran, las cinturillas te aprietan, los botones de la camisa se te abren del pecho... Y la gran pregunta que te harás día a día frente al armario, ¿y ahora qué me pongo?


Te sientes rara, extraña, que no te reconoces, y quieres sentirte bien, guapa y a gusto contigo misma. Y en parte, la ropa te ayudará a esto. El problema viene cuando te pones a mirar ropa de premamá y te das cuenta de que vale carísima y no pega nada con tu estilo. Te paras a pensar y dices, ¡pero si sólo voy a utilizar esta ropa un par de meses! ¿Realmente merece la pena? 

Los pantalones, las faldas, los cinturones... no te empeñes, que no te van a volver a quedar bien hasta dentro de unos mesecitos. Mientras tendrás que buscar las prendas con las que más cómoda vayas. Por eso te vamos a dar 6 trucos curiosos y fáciles para amortizar y aprovechar la ropa que ya está dentro de tu armario: 


1.- Gomas del pelo para ganar en cintura 
Ganarás en cintura y en cadera, y es muy muy fácil de hacer. No tendrás ni que saber coser. Sólo necesitas una goma del pelo. Métela por el ojal y crúzala. El otro lado de la goma encajará en el botón a la perfección ganando varios centímetros. 


blog mimuselina trucos ropa premamá



2.- Añade un extra en las costuras laterales de pantalones y leggins
Puedes coger un trozo de tela elástico o de otro estampado y adaptársela a leggins o pantalones que tengas, así podrán aguantarte más meses en la evolución de tu embarazo. 


ensancha pantalón embarazada blog mimuselina



3.- Acopla una cinturilla de goma a tus pantalones o faldas
Es la clave de los pantalones de premamá. En este sentido, si sois menos mañosas con la aguja y el hilo, podéis encontrar algunos modelos bastante económicos por ejemplo en H&M. Es una prenda guante, y tanto en pantalón como en leggins, con ellos te encontrarás súper cómoda. Si los vas a confeccionar tú misma, elige una tela elástica que se adapte y que a la vez te proteja del frío en los riñones y en la parte baja de la tripa. 






4.- Vestidos camiseros 
Son comodísimos. Asegúrate que el corte lo tengan justo debajo del pecho y que luego caigan sueltecitos. Es un básico que es válido en cualquier armario. Te lo podrás poner antes y después. Tu tripa estará suelta y cómoda, sobre todo para los meses de calor. 



blog mimuselina vestido camisero ropa embarazada premamá trucos



5.- Camisetas amplias o fusión de dos, una más ajustada y una más amplia
La moda de hoy día ayuda mucho ya que los cortes anchos en camisas, camisetas y jerseys que se llevan de manera habitual, harán que la misma ropa que usabas te acompañe durante casi todo el embarazo. También puedes comparte alguna prenda una talla o dos más grandes. No será tu talla exacta pero tampoco será tan cara como una prenda específica de premamá. Por otro lado puedes reutilizar varias, si tienes una camiseta más ajustada la puedes dejar a modo de top y fusionarla con alguna que te quede más ancha. Tendrás con dos viejas una camiseta nueva para tu nuevo estado.


blog mimuselina adapta tus camisetas a ropa embarazada


6.- Acorta faldas largas situándola bajo el corte del pecho
Sube tu falda larga a la altura de debajo del pecho. Conviértela en un vestido al estilo imperio. Irás guapa y muy cómoda. No tendrás que coser nada y volverás a poder ponerte esa falda tal cual dentro de unos meses. Eso sí, te quedará algo más corta al subirla. 


truco ropa premamá embarazada blog mimuselina reutilizar


7.- Transforma un vestido que ya no te valga en una falda
La tripa no es lo único que aumenta de volumen. Lo primero que verás crecer serán tus pechos. Por eso es muy probable que algún vestido o camisa ya no te abroche en la parte del pecho. Puedes convertir por ejemplo ese vestido en una falda o darle otro aire a esa camisa. Toma nota. 


blog mimuselina trucos ropa embarazada


8.- Si las camisetas te quedan cortas, puedes utilizar un fular a modo de cinturón-faja y decoración.


9.- Préstamos de amigas
Si en tu círculo de amigas hay alguna que ya ha sido mamá seguro que tiene alguna prenda que puede dejarte. Sobre todo para los últimos meses que es cuando más volumen habrás cogido. ¡Qué rueden esos modelitos entre las amigas, claro que sí!


10.- Utiliza la ropa de tu pareja
Los hombres tienen por regla general más talla que nosotras, y suelen llevar ropa más amplia, así que aprovéchate de él. Te podrás poner alguna de sus sudaderas o jerserys o por ejemplo en el tema de los abrigos. Cuando el tuyo no te cierre, quítale el suyo. No serás la más glamourosa del mundo, pero no pasarás frío ni tendrás que gastarte mucho dinero en un abrigo especial más ancho para unos meses. 

Y vosotras, ¿conocéis alguno más? ¿Cómo os las estáis apañando durante el embarazo?


Image and video hosting by TinyPic

jueves, 23 de noviembre de 2017

6 PLANES PARA DISFRUTAR LAS NAVIDADES CON TUS HIJOS

blog mimuselina navidad con niños planes divertidos



¡¡Se acerca la Navidad!!... Por si no os habíais dado cuenta, y los turrones y polvorones de los supermercados desde finales de septiembre no os lo habían recordado lo suficiente, jeje. Ironías aparte, se aproximan días de ilusión, de reuniones, de alegría, de familia, de magia... y llenos de horas que llenar con los más pequeños, que tienen unas largas vacaciones por delante. 

Son, junto con el verano, sus fiestas favoritas. Y no sólo por los paquetes que les puedan traer Papá Noel o los Reyes Magos, sino porque podemos pasar más tiempo con ellos, y ese es su MAYOR REGALO (y el tuyo, aunque a veces no lo valores y puedan saturarte, todo el tiempo que pasas con tus pequeños es lo mejor del mundo). Un REGALO que no aparece en ningún catálogo de juguetes y que ninguno de nuestros pequeños devolvería ni cambiaría bajo ningún concepto. Aprovecha para recuperar el tiempo que el resto del año te roba el estrés laboral diario y que cada minuto que pases con ellos sea inolvidable y mágico.

Diciembre es un mes especial y puedes hacer que lo sea aún más desde el principio... Aunque aún no estén de vacaciones, aprovecha el primer fin de semana para decorar la casa y crear esa atmósfera especial que llena de nostalgia, ilusión y alegría las casas por Navidad. Y en esta tarea los más pequeños pueden ser tus mejores duendecillos ayudantes. 

Decoración navideña
mimono mimuselina blog navidad con niños planes¿Sabéis qué sería súper genial para vuestra decoración navideña de este año? Que algunos adornos estén hechos por los más pequeños de la casa. Claro que sí. A los niños les encanta hacer trabajos manuales, dejar volar su imaginación, ser creativos y sentirse valiosos porque están haciendo algo "importante" para la decoración final. Siéntate con ellos, podéis recortar estrellas de cartulina para el árbol, escribir su nombre y coserle un hilo para colgarlas de las ramas; podéis hacer muñecos de nieve dibujándolos en una cartulina y con pegamento de barra o cola hacerle un cuerpo de algodón (veréis que muñeco más molón y voluminoso queda) que podréis colgar también; podréis crear vuestros propios calcetines para los regalos; podéis caminar por algún parque y coger piñas que podéis pintar y utilizar para algún centro de mesa (por ejemplo con ojas, piñas, una vela y un plato de plástico)... Echad a volar la imaginación pero ese ratito que pasaréis con ellos será mágico. 

blog mimuselina decoración navideña casera con niños


blog mimuselina carta reyes magos¿Sabéis lo que también es mágico y se está perdiendo? Las postales para felicitar la navidad. Podéis hacer algún dibujo, crear alguna y enviársela (con tiempo para que llegue) a algún familiar que tengáis lejos. Veréis que sorpresa le dais. 

Y hablando de escribir postales... Podéis empezar a redactar la cartita a los Reyes Magos, cuánto antes la escriban para mandarla antes les llegará a sus Majestades de Oriente y podrán gestionar lo más rápido posible, antes del estrés de última hora, que los deseos se hagan realidad. En este caso asegúrate que los regalos que piden están acorde con su edad.


A ver... qué más cositas en relación a la decoración navideña... Os daré un par de consejos más. Y no, no es que quitéis los playmobil del belén, o el muñeco de trapo de la cuna del niño Jesús, que ya sabemos que cuando hay niños los portales no suelen ser muy rigurosos, jeje. Me refiero a consejos útiles de cara a la decoración: 

mimuselina blog arbol de navidadÁrbol:
-Si es artificial, que lleve la etiqueta "resistente al fuego"
-Si es natural, que son una chulada, colócalo en una maceta amplia para que no se vuelque y corta las ramas bajas para que los pequeños no se hagan daño intentando arrancarlas (que lo harán, son niños)
- Que los adornos no sean combustibles, ni puntiagudos, ni tan frágiles que puedan romperse con facilidad.
- La decoración del árbol no debe tener piezas pequeñas para evitar males mayores. 

Belén:
- Procura no poner piezas pequeñas para evitar que los pequeños se puedan atragantar con ellas. 
- No uses serrín o musgo seco para los caminos, mejor cartón o papel, para que los pequeños no se lo traguen. 
Paciencia, algún año tu belén volverá a ser realista y fiel a lo tradicional. 
Luces:
- Que lleven el distintivo de la CE.
- Recuerda que a veces lo barato sale caro y puede provocar incendios y otros percances. Asegúrate de entender bien las instrucciones y de seguir al pie de la letra el montaje seguro de las mismas. 
- Vigila que los niños no se lleven las luces a la boca: algunos cables contienen plomo en la base de la bombilla y en el alambre del revestimiento. 


Están de vacaciones y eso supone mucho tiempo libre, y en nuestra mano está que no se aburran o que no sepan qué hacer con él. Tendremos una súper misión: qué cada día sea diferente y especial. Así que poneros manos a la obra... o manos a la masa. 

Mini másterchefs
blog mimuselina galletas niños cocina navidad planes con niños¿A qué niño no le gusta pringarse las manos en una masa, jugar con la harina, hacer de pinche en la cocina? Pues como en condiciones normales no tenemos tiempo para dejar que nos ayuden, éste es el momento. 
Preparad algún dulce navideño especial, por ejemplo las clásicas galletitas de jenjibre. La receta es muy sencilla y como además podéis decorarlas la creatividad de los más pequeños vuelve a volar libre. El fondant por ejemplo, esa pasta de azúcar de colores, les encanta, se parece a la plastilina y podéis hacer las galletas como queráis. Un poquito de horno y a disfrutar merendando lo que ellos mismos han cocinado. Planazo total. 


Ese olor a navidad, cocinando con mamá y papá esos dulces, lo recordarán siempre. Lo recordamos siempre, porque a nosotras también nos pasa... Menudos bizcochitos hacíamos en mi casa, y el roscón... preparando la fruta escarchada, ¡Qué recuerdos!

Pues tu pequeño está empezando a crear su mochila de la memoria y todo esto lo guardará con muchísimo cariño. Por ejemplo, los paseos bajo las luces.

Obra de teatro casera
Muy sencillo. Podéis elegir un tema, navideño o no y crear vuestros propios personajes. Gorritos de papá noel, disfraces con telas viejas o sábanas, barbas con algodón, gorros con conos de papel, lo que queráis. Y en cartulinas podéis pintar incluso el decorado. Luego le representáis la obra a los abuelos o a los amigos. Se entretendrán dibujando, estimularán su imaginación y perderán vergüenza de actuar. 


Luces en la calle
blog mimuselina luces navideñas
Son tardes-noches frías pero con un buen abrigo, gorro, bufanda y guantes, es maravilloso salir a pasear con la decoración navideña de pueblos y ciudades. Las luces de sus calles y plazas, el ambiente de familias con niños, el ajetreo de compras navideñas de última hora... Podéis ir a ver a Papá Noel o los Reyes Magos que en muchas localidades hacen paradas especiales para las cartas de los peques y tomar fotos con ellos. 
Consejo de madre: mil ojos son pocos ante el bullicio y las masificaciones de estos días en la calle. Por si acaso, apúntale siempre en una tarjeta vuestros teléfonos, por si se pierde que puedan llamaros. Podéis pactar con ellos algún punto de encuentro por si se despista. Es importante que los niños sepan que si se pierden, pueden pedir ayuda, preferiblemente a personas adultas y con uniforme: policías (que en estos días hay muchos por la calle); guardas de seguridad en los centros comerciales...


Patinaje sobre hielo
En muchas plazas suelen habilitar espacios para patinar sobre hielo. Es una actividad muy divertida y navideña. Si podéis hacerla con ellos, la van a disfrutar muchísimo. 

blog mimuselina actividades con niños


Cine o teatro
En estas fechas estrenan muchísimas películas y hacen representaciones adaptadas al público infantil. Que se familiarice con la cultura. Para ello también podéis acercaros a ver alguna exposición chula de algún museo. 

Es importante que aunque se introduzcan todos estos planes molones en sus agendas, los niños deber mantener dentro de lo posible sus costumbres y horarios de comidas y sueños. Cuanto más se les trastoca peor. Es cierto que habrá días como Nochebuena, Navidad, Noche Vieja o Año Nuevo, donde las comidas y las reuniones familiares alteren un poco este tema, procura que el resto de las vacaciones, todo siga un orden. 

Si planificas bien los días que tienes por delante (prepárate un pequeño calendario donde incluyas esas actividades o excursiones) también os quedará tiempo para descansar, que también es importante.

 Y pon en marcha tu modo zen:
-Disfruta de tus hijos y de su ilusión
-Los compromisos familiares y sociales están ahí, no los podrás eludir, así que convive de la mejor manera que puedas con ellos, pasan rápido, así que no te ofusques. 
-Ponte en el lugar de tus hijos. ¿Que por qué te doy este consejo? Ya me lo dirás cuando en las reuniones empiecen tíos, primos y abuelos a decirle a los pequeños: ¿me das un beso? Anda, dame un beso... Y los niños hartos no quieran... Ponte en su lugar y no les obligues, si no les apetece no los fuercen. Cuando se les pase el miedo o la intimidación de entrar en una casa donde haya mucha gente, serán ellos solos los que quieran hacerlo. Pero intenta entenderles y empatizar con lo que tanto agobio puede suponer para ellos. 

Son sólo unos pequeños trucos para que vuestros pequeños vivan la Navidad como una época llena de magia y de ilusión, de fantasía y de sueños cumplidos. Esos momentos serán inolvidables. 
Image and video hosting by TinyPic

BEBÉS PREMATUROS, TODO LO QUE DEBES SABER

mimuselina bebés prematuros


Cuando una mujer está disfrutando de su embarazo siempre tiene en su mente la fecha prevista de parto, esas siglas fpp con las que empiezas a familiarizarte desde las primeras visitas a matronas y ginecólogos. Esa fecha, que se calcula sumando 40 semanas a la fecha de tu última regla es en la que debería nacer el bebé. Ninguna madre se plantea tener a su hijo a las 32 semanas, pero puede pasar. Y el hecho es que, en España, pasa cada vez más. Según los últimos datos facilitados por la Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM), uno de cada 13 nacimientos son pre-término, una de las tasas más elevadas de la Unión Europea.

Pero del mismo modo que aumentan el número de partos prematuros (no queremos asustarte), los avances en Neonatología son enormes y cada vez, bebés con menos semanas, logran sobrevivir sin secuelas, retrasos o problemas. Aunque en los primeros meses y años de vida, un bebé prematuro necesitan unos cuidados y unas atenciones especiales, eso sí.


CAUSAS
Son muchas las causas por las que podrías ponerte de parto mucho antes de lo que entraba en tus planes:
- El estrés de nuestra sociedad contribuye y mucho a generar estados de ansiedad y nervios que aceleran el proceso. En la mayoría de los casos, las mujeres deben continuar con su vida totalmente normal, con el mismo nivel de exigencia en sus trabajos, y todo pasa factura. La mujer embarazada puede trabajar, claro que sí, pero debe tomarse la vida con menos estrés, por muy difícil que sea, no sólo debe pensar en ella, tiene que pensar en su pequeñ@.
- Fruto del nuevo panorama reproductivo en el que nos encontramos son muchos los embarazos que son consecuencia de tratamientos de reproducción asistida y muchos de ellos conducen a partos múltiples. En este caso es más fácil que el parto pueda adelantarse, en gran medida, por el espacio para los bebés.
- El retraso en la maternidad también contribuye en gran medida a un parto prematuro. Si te has quedado embarazada pasados los 38 cualquier cuidado y medida preventiva que tomes es poca. Así que cuídate para intentar evitar contratiempos.



ATENCIÓN A...
Si estás embarazada y notas síntomas extraños a destiempo, no lo dudes y vuela al hospital. Por ejemplo:
- Si percibes 4 o más contracciones por hora antes de las 37 semanas de gestación.
- Dolores abdominales tipo calambres menstruales
- Sangrado vaginal
- Pérdida de líquido por la vagina que pueda indicar que alguna de las membranas que rodean al bebé se haya roto.



Para considerarse completo, el embarazo debe sumar al menos 280 días. Así, un bebé será prematuro si nace antes de las 37 semanas. Habrá llegado a término si nace entre la 37 y la 42 y será un pequeño pos-maduro si nace pasadas esas 42 semanas.

Pero tranquila. Como te decíamos cada día hay más y mejores especialistas en Neonatología para conseguir la supervivencia de un bebé prematuro. De todos los bebés que nacen, incluso en la semana 28, un 80% sobrevive. Y se conocen casos de hasta prematuros de 22-24 semanas que con muchísimos cuidados y atenciones médicas han logrado salir adelante.



¿Cómo actuar si tienes un bebé prematuro?


Es quizá aquí donde una madre se siente más perdida. En primer lugar no te ha dado tiempo a asumirlo, a informarte, a leer... cuando de repente te encuentras con una situación acelerada y en un escenario completamente distinto al que te habías planteado. No puedes hacer con tu bebé todo lo que pensabas hacer, ni llevártelo a casa, ni darle el pecho al uso... Bueno, en este caso también dependerá del grado de prematuridad con el que haya nacido. Cuanto más pequeñín sea, más extremos serán los cuidados y las medidas. El contacto piel con piel será fundamental para tu bebé y para ti. Pasad el mayor tiempo que podáis, tú o el padre, con vuestro bebé apoyado en vuestro pecho, en contacto total con vosotros, dándole calor y la fuerza necesaria para seguir creciendo. Dilo en el hospital, pide que te dejen hacerlo, el vínculo madre-hijo es muy fuerte y poderoso.


blog mimuselina piel con piel prematuros

Sabemos que es complicado y difícil. Si ya nos imaginábamos que tras 9 meses, nuestro bebé sería frágil y sensible pesando alrededor de los 3 kg, os imagináis lo frágiles que son si nacen con 1 o 2 kg de peso? Según la semana en la que haya nacido tendrá o no desarrollados algunas funciones, puede que no pueda incluso desempeñar algunas por sí solo y tenga que esperar la maduración total en una incubadora. Para saber cómo evoluciona tu bebé semana a semana y saber qué tiene totalmente formado y qué no, puedes pasarte por nuestro particular "semana a semana" y la comparativa con el tamaño de las frutas de nuestro bebé.

Cuando tu parto es prematuro, los bebés suelen tener algunos síntomas o características en común. Además del bajo peso al nacer, menos de los 2,5kg, pueden presentar alguno de estos rasgos:
- Piel muy fina, transparente, casi traslúcida, a través de la cual podemos ver sus venitas.
- El lanugo, ese vello que recubre su cuerpo en una etapa del embarazo, puede seguir presente.
- Todavía no son capaces de realizar la succión y la deglución por sí solos (no lo pueden hacer antes de la semana 34)
- La temperatura corporal es bastante baja
- y la frecuencia respiratoria es más elevada.

Pero más allá de los rasgos físicos que podamos observar en los bebés prematuros, hay una serie de cuidados específicos que debes conocer. Tendrás que aprender a familiarizarte con la terminología "edad corregida". ¿Qué es esto? Es la edad que tendría el bebé si hubiera nacido a las 40 semanas. Se calcula sumando las semanas a las que el niño nació y las que pasa fuera del útero. Por ejemplo, un niño nacido a las 34 semanas de gestación tendrá 37 semanas de edad corregida (34 + 3, cuando cumpla tres semanas después del parto). Si nació a las 32 semanas, a los 4 meses de su nacimiento, tiene en realidad, 2 meses a todos los efectos (para que los médicos valoren su desarrollo y crecimiento). No para las vacunas, en este caso se regirán por su fecha de nacimiento.


PRECAUCIONES A TENER EN CUENTA

Evitar problemas respitarorios
Este es lo fundamental. Cualquier complicación de tipo respiratorio lo complica todo por el bajo nivel de desarrollo. Algunos bebés deberán mantenerse aislados en la incubadora durante algún tiempo, y aunque podrás acariciarle y hablarle (es fundamental ese contacto con la madre), no convendrá que ande de brazo en brazo para evitar este tipo de infecciones respiratorias. Su debilidad debe convertirse en fortaleza logrando su total desarrollo. Sólo hay que tener paciencia y mimos, muchos mimos.

blog mimuselina bebés prematuros



¿Puedo darle el pecho?
Es otra de las grandes dudas. Es cierto que no hay planes específicos de alimentación para los prematuros, también depende de cada caso en concreto por ejemplo del peso del bebé, de la leche que le haya subido a la madre... En algunos casos como comentamos, el bebé no es capaz de succionar por sí solo, por lo que hay que alimentarse vía intravenosa. En otras, a pesar de que pueda mamar, hay que complementar con alguna fórmula especial (ricas en calcio y aporte calórico), ya que es importante que el bebé vaya cogiendo peso y no coge el suficiente con la lactancia materna pues hay que ayudarle. Hay muchas mamás que piensan que si su bebé llega a un peso determinado le darán el alta. El tema del peso no es el único determinante para que podáis marchar a casa con vuestro pequeño. Lo importante es si es capaz de regular su temperatura y si realiza la succión-deglución adecuadamente.





¿Necesitará estimulación temprana?

Es más probable que si tu bebé nace con un peso menor a los 1500gr o antes de la semana 32, necesite estimulación temprana. Se deberá tener especial cuidado y prestar atención detallada a su evolución en todo momento por si se detecta cualquier alteración en su crecimiento o desarrollo acudir lo más pronto posible a los especialistas.


Prevenir la muerte súbita
Otro de los grandes miedos a los que se enfrenta una madre de un bebé prematuro. Es importante estar bien informados de las medidas para prevenir la muerte súbita ya que los prematuros tienen más posibilidad de sufrir apneas.

- Deberán dormir siempre de espalda
- Evitar abrigarlos en exceso ni poner la calefacción demasiado alta en la habitación donde estén. (El calor induce a los bebés a un sueño más profundo, lo que puede degenerar en una apnea o muerte súbita)


blog mimuselina bebés premturos, todo lo que debes saber


¿Se les puede bañar todos los días?
No es necesario bañarle todos los días. Puede realizarse si se relaja antes de dormir, más como costumbre que como necesidad. Contribuye también al aumento de temperatura. Aunque es bueno acostumbrarles a una rutina, su piel (que ya sabemos que llega al mundo más fina de lo habitual) no necesitará un baño obligatorio cada día.


Recomendaciones básicas
Os daremos ahora una serie de recomendaciones básicas para con vuestro pequeñín:
- Evitar las visitas de familiares o amigos enfermos, y si algún hermanito o alguien cercano que viva en casa está enfermo, mejor que el bebé esté asilado, sólo, en la habitación. El riesgo de contagio en prematuros es más elevado y las complicaciones a desarrollar también.



- Lavarse muy bien las manos
- Evidentemente impedir que haya humo a su alrededor, que no se fume bajo ningún concepto (algo que debería ser lo habitual con cualquier bebé, se convierte en mucho más fundamental cuando se trata de un prematuro)
- Evitar zonas muy concurridas, lugares cerrados con mucha gente.
- Buena esterilización de todo, chupetes y biberones, con especial atención.
- Vigila cambios en su temperatura, si no alcanza los 36 o pasa de los 37,5º acude al médico.
- También deberás acudir al especialista o a urgencias en caso de que sufra cambios en la respiración, presente signos de deshidratación, su piel esté azulado, pálida o con manchas o por ejemplo si tarda en despertarse o duerme mal varias noches seguidas.
- Estáte muy pendiente de si come peor, tose y vomita o regurgita en exceso.

Durante los primeros meses puede que los signos de cualquier proceso infeccioso sean imperceptibles y muy sutiles, pero ante cualquier duda, no te lo pienses y acude al pediatra o a urgencias. Cuanto más temprana sea la atención, mejor. Y es que, todos los cuidados que no hemos podido darle durante los últimos meses de embarazo, los tendremos que tener extremados fuera. Si un bebé es totalmente dependiente, un bebé prematuro lo es muchísimo más. Combate tus miedos con conocimientos y todo irá bien.




Image and video hosting by TinyPic

lunes, 20 de noviembre de 2017

¿Salida de cuentas y nada? 5 Remedios populares para ponerte de parto



blog mimuselina remedios populares para ponerse de parto

El momento más feliz de tu vida está cada vez más cerca. La semana 40 de embarazo ya se ha cumplido pero... nada, que no hay manera de que peque nazca. Ahí estás tú. Tremenda. Enorme. Cansada de llevar esperando 9 meses, los 9 meses más largos de tu historia. Y ahí está el bebé, ajeno a todo, tan a gusto en su casita, en tu vientre. Ni una contracción, ni una molestia, ni un sólo síntoma de que el parto esté cerca. Los que sí están son los nervios. Mayores cada día que pasa. Quieres ver su carita... y es entonces cuando vale todo... cualquier truco, consejo, dicho popular que te cuentan para acelerar el parto lo quieres poner en práctica...

Los retrasos están dentro de lo normal. En este sentido no tienes por qué preocuparte. Que sí, que ya sabemos que más que preocupación, son nervios, es el ansia por conocer y abrazar a tu bebé. Pero a ti no te vale eso que dice el refrán de: "mal de muchos, consuelo de tontos". Le podrá pasar al 20% de las embarazadas pero tú quieres parir YA.

Partimos de una base. La fecha de parto prevista (FPP, así lo verás en los informes y aprenderás a familiarizarte con estas siglas durante las primeras semanas del embarazo) se calcula sumando 280 días, o lo que es lo mismo, 40 semanas, al primer día de la última regla que tuvieras. Esa es la primera pregunta que te harán. Normalmente la concepción tiene lugar 14 días después, en mitad del ciclo.
¿Qué queremos decirte con esto? Que la fecha prevista de parto no es exacta. No es matemática pura. Es aproximado y habrá casos de pleno acierto y otros que nacerán antes o después como es tu caso... Siendo normal llegar a los 294 días, o 42 semanas, todo lo que pase de esto, si no has dado a luz, tendrá que ser el equipo médico el que determine el protocolo de actuación.

Mientras hay una serie de consejos o trucos que se extiende en la mitología popular, en la sabiduría del pueblo y de los que seguro has oído hablar. Ninguno es científico, pero el boca a boca los ha ido extendiendo a lo largo de los años como métodos efectivos para ayudar a provocar el parto. Te proponemos 5 opciones, y ya sabes, si alguna te funciona, sigue con el boca a boca...

CAMINAR
Mucho, más, todo lo que puedas. Sabemos que te encuentras muy pesada y con la movilidad cada día más reducida, pero debes estar activa. Haz ejercicio suave. Las escaleras pueden ser un gran aliado. Así el bebé buscará la salida y se encajará en la zona pélvica. Sal todos los días a andar y verás qué ayuda más eficaz.

COMER PICANTE
Todo un clásico. Quién no lo ha oído alguna vez. Pero tiene cierta lógica pensar que la comida picante puede ayudar a acelerar el proceso. El picante remueve en exceso los intestinos para poder digerirlos. Y con semejante fiesta en el interior, puede que a la agitación del aparato digestivo se quiera apuntar el útero y nuestro pequeño. No hay nada de medicina en esto, aunque también es cierto, que si te gusta el picante, por probar no pierdes nada, jeje.


blog mimuselina acelerar el parto comer picante






LA PIÑA
Es un diurético sensacional, de igual manera que el picante acelera los intestinos, llenar la vejiga con el líquido de la piña puede que estimule al bebé con tanta visita al inodoro. No creemos en milagros, y tanto como que la piña pueda con un bebé de 3kg... Tenemos nuestras dudas, pero... Ante la desesperación, tampoco es que la piña te vaya a hacer daño.




RELÁJATE
El yoga prenatal y toda relajación te ayudará a evadirte del estrés que provoca que no llegue el momento del parto. Puedes utilizar el cojín nido de Mimuselina y buscar momentos de calma. La tensión hace que no se libere oxitocina por lo que deja espacio para el relax... Y ¿sabéis dónde se libera mucha oxitocina? Pues en el quinto y último remedio popular para acelerar el parto.


relajación para provocar el parto si has salido de cuentas blog mimuselina



EL SEXO

El placer sexual aumenta la segregación de la oxitocina. Esta hormona te sonará porque es además la misma que utilizan en el hospital para provocar el parto de manera artificial. También, el semen, el mismo que ayudó a la fecundación, puede ayudar en el remate final. Ayuda al útero a madurar y así se prepara antes de las contracciones del parto.
No practiques el sexo sin protección si ya has expulsado el tapón mucoso, correrías riesgo de infecciones y eso no ayudaría en nada, sería totalmente contrario a lo que se busca.
No hace falta mantener relaciones sexuales totales, cualquier tacto, caricia o estímulo que produzca excitación, producirá oxitocina.


Puede que no sean efectivos, puede que hacerlo y que nazca el bebé sea fruto de la casualidad. ¿O no? Confieso que el caso del picante y el del sexo los he vivido muy de cerca y ¡han funcionado!


Image and video hosting by TinyPic

martes, 14 de noviembre de 2017

Los 7 miedos por los que pasarás durante el embarazo

miedos embarazo mimuselina


Sin duda alguna el embarazo es una de las etapas más maravillosas, mágicas y bonitas por las que puede pasar el ser humano y ahí, las mujeres somos las grandes afortunadas. Igualmente serán unos meses en los que nos asaltarán mil y un temores.

La revolución hormonal que se está produciendo en nuestro interior nos hará emocionalmente más volátiles e inestables, es cierto, no te asustes si de repente estás eufórica y de repente estás totalmente ploff. Pero no es la única montaña rusa por la que pasarás estos 9 meses de tu vida. A esa atracción de suman los innumerables miedos, preocupaciones y temores que te van a acompañar hasta el final. El último de estos miedos será al parto y se incrementará según se acerque la fecha. Pero de eso hablaremos más adelante... porque antes pasarás por otros tantos, entre ellos estos 8.

Que el miedo es libre, es muy cierto, y además cada cual coge la cantidad que quiere. Eso sí, debemos aprender a controlarlos para que, aunque estén ahí, no se conviertan en una obsesión que nos genere tal estado de ansiedad que no nos dejen disfrutar del extraordinario momento de la gestación.







El primero de ellos, y que tienen el 100% de las mujeres embarazadas es el miedo a perder al bebé. Es inevitable, lo sabemos. Pensar que el feto no se desarrolle adecuadamente o que podamos sufrir un aborto espontáneo es lo más normal de mundo. Según las estadísticas, en torno al 20% de los embarazos terminan en abortos espontáneos, pero muchos de ellos suceden cuando ni siquiera muchas mujeres saben que están embarazadas.


Los abortos espontáneos son pérdidas naturales del bebé y son muy difíciles de prevenir o controlar. Se conoce como aborto precoz aquel que se produce antes de la semana 12 y aborto tardío si se produce entre las semanas 12 y 20.  Son más habituales durante el primer trimestre, y será esa parte del embarazo la que más dudas e inseguridades puedas tener. Hasta la primera ecografía que suele ser en la semana 12. Ahí oirás el latido de tu bebé y podrás relajarte. Aunque ahora veremos que el sonido más bonito del mundo puede convertirse en tu peor aliado.

¿Qué por qué decimos esto? Porque hay madres que se obsesionan hasta tal punto después de oír el latido que necesitan saber día a día que sigue ahí, escucharle y así auto-convencerse de que el embarazo sigue por buen camino. De hecho muchas llegan a comprar un monitor fetal y algunos otros aparatos para escucharlo en casa (Doppler).
Desde aquí os recomendamos no obsesionaros con esto. En ningún lugar mejor que un hospital para saber que todo está perfecto. Si tienes molestias o no te encuentras bien, acude a un centro sanitario. Además a veces pueden dar fallos y te pueden dar algún que otro susto o sobresalto innecesario y nada beneficioso para tu bebé.

Continuando con el miedo a la pérdida, si se produce pasada la semana 20, ya no sería un aborto. Estaríamos hablando ya de parto prematuro. Otro de los grandes miedos.



Este miedo da un salto al tercer trimestre. Es cierto que los avances médicos permiten obrar milagros de supervivencia de fetos de pocas semanas, pero es algo que a las embarazadas nos martiriza durante los últimos meses. El parto se aproxima y todo lo que tenga que ver con él ya nos empieza a generar una especie de pánico controlado. Los bebés prematuros pueden sufrir secuelas graves en el futuro, por eso es tan importante que el embarazo llegue a término para que todo esté maduro antes de salir al mundo exterior. Durante esta última etapa debemos aprender a reconocer signos de alarma, manchados extraños, contracciones a destiempo y controlarlo todo. Ante cualquier duda, lo que os recomendábamos, acudir al médico inmediatamente.



No todos los sangrados van a suponer una pérdida o un aborto, pero si son una señal inequívoca de alerta y de que algo no va todo lo bien que debería. Un sangrado abundante y rojo puede significar un aborto espontáneo y deberás ir al médico lo más rápido que puedas. Por otro lado hay otros sangrados que pueden acompañar a las embarazadas y que son fruto de algún hematoma. Suponen reposo para tenerlo controlado antes de que pueda generar un daño al feto. Si estás pasando por algo así sabes la ansiedad que produce ver manchas al limpiarse o en la ropa interior. El susto es considerable y debes tener muy en cuenta las recomendaciones que te haga tu ginecólogo.








No queremos coger ni un simple resfriado. Cualquier cuidado es poco. Así que tomarás todas las precauciones posibles según las distintas épocas del año para no ponerte enferma. Sobre todo por el tema de los medicamentos. Es muy importante lo primero no automedicarse y lo segundo intentar evitar los medicamentos en la medida de lo posible. Antes de tomar cualquiera de ellos te aconsejamos consultarlo con el ginecólogo, que para eso es el especialista. Este miedo está muy relacionado con el siguiente...

Miramos todo lo que hacemos y todo lo que comemos. Desde actividades físicas al último alimento que ponemos en nuestro plato. Nos empieza a asaltar mil dudas, ¿puedo tomar el sol?; ¿puedo nadar?;¿puedo pasar a un spa?;¿puedo comer de esto o de lo otro?... Todo lo que antes te parecía normal, ahora te generará dudas. Para ello lo mejor es estar muy informada.

En cuanto a la alimentación comenzarás a familiarizarte con palabras como toxoplasmosis, listerioris, anisakis... y verás como ciertos alimentos serán prohibidos y desaparecerán de tu dieta. Sobre todo, y creando vida en tu interior, muchísimo sentido común. Es el mejor de los consejos. Vida sana, alimentación sana y cuidada. No deberás hacer excesos, recuerda que no sólo los sufrirás tú, también lo hará tu pequeñ@.



Es tan inevitable como natural. Sí, engordarás. Sí, tendrás que cuidar mucho la piel para evitar las estrías. Sí, tendrás que cuidarte más, el doble... ¡pero es que ahora sois dos!
Ahí está tu mente, dándole vueltas, de miedo en miedo... ¿a ver si voy a engordar demasiado? ¿Seré capaz de volver a mi peso? ¿Y el pecho, seguirá con las tallas de aumento? ¿Qué secuelas del embarazo podrán quedarme?
Tranquila, no te vuelvas loca. En cuanto nazca el bebé todo esto se te olvidará y pasará a un segundo plano. Lo normal es subir unos 8-10 kilos de peso. Suelen estimar un kilo por mes de embarazo. Es importante llevar una alimentación saludable sin recurrir a tentaciones grasientas y súper dulces.
Parte de esos kilos se los llevará tu bebé, otros tantos se perderán entre líquidos y deshechos que se eliminarán en el parto.
Los cambios estarán ahí, y es que ¡has sido madre!. ¿Hay mayor cambio?




¿Podrá ser parto natural? ¿Tendrá que ser cesárea? ¿Me lo tendrán que provocar? ¿Se adelantará? ¿Me dolerá mucho? ¿Cómo me cambiará la vida cuando me pongan al bebé encima? Abrumadoras todas estas dudas... Y créeme, te llegarán todas sobre todo si eres madre primeriza. Aunque ningún embarazo es igual, tampoco lo son los partos. Una mujer puede dar a luz 3 veces y que ninguna tenga nada que ver. Despeja tus miedos, relájate e intenta disfrutar del momento de la magia del nacimiento de tu hij@.  Pero el miedo al parto es tan grande que nos dará para otro post...

Para ir superando todos los anteriores, algunos consejos:
-El primero, fundamental, una buena información. No te quedes con dudas, pregunta a tu médico en cada consulta, lee mucho y mantente informada. El saber es poder.
-Segundo: disfruta de la etapa con tu pareja sobre todo, y con tu familia y amigos, que sea lo más natural posible.
-Tercero, no interiorices estos temores, compártelos, verás como así te parecen menores.

Esperamos no haberte "asustado" y sí haberte ayudado a aclarar tus temores.

te recomendamos pasarte por el post sobre movimientos fetales 

y piensa siempre en la gran recompensa final



Image and video hosting by TinyPic