miércoles, 3 de mayo de 2017

Mi bebé empieza a andar. ¿Qué zapatos le pongo?

elegir zapatos para bebé


Con la llegada del buen tiempo y las temperaturas más cálidas, debemos empezar a pensar en realizar el cambio de calzado de los más pequeños de la casa. Dejamos atrás las botas y botines calentitos, para dar paso a un calzado más ligero y fresquito.

Para los más mayores, cuando intentes recuperar las zapatillas de la primavera pasada, lo más probable es que ya no le vayan bien. Aunque sólo han pasado unos meses y apenas lo aprecies, te darás cuenta que los pequeños ¡crecen y crecen!

Es el momento de comprar un nuevo calzado y, para ello, te damos algunas recomendaciones importantes que te pueden ser de ayuda.

Lo primero que deberás tener en cuenta es si tu bebé ya ha empezado a dar sus primeros pasos, o si ya corretea sin parar, recorriendo todos los rincones de la casa. Debes pensar que hay un tipo de zapato distinto para cada etapa evolutiva.

Cómo elegir el calzado de los bebés que empiezan a caminar



elegir zapatos para bebé


Recuerdo con emoción el momento de sus primeros pasos, ella solita, sin ayuda de nadie, sin manos. Se levantó con decisión y fue deambulando de lado a lado, hasta que llegó a mis brazos. ¡Qué momento!

Cada bebé es un mundo y el desarrollo se produce a ritmos diferentes en cada uno de ellos, pero generalmente suele ser alrededor de los 10 o 12 meses que los bebés empiezan a dar sus primeros pasos.

A partir de entonces, ya debemos buscar unos zapatos que le aporten sujeción, seguridad y estabilidad. A veces ocurre que cuando parece que el bebé ya empieza a soltarse, éste se cae, coge miedo y no quiere volver a andar solo. ¡No te preocupes! Es bastante normal y pronto volverá a coger confianza en sí mismo.

Es importante cuando vayas a comprar los zapatos de primeros pasos, que prestes especial atención a la suela. Asegúrate de que es gruesa y que su base es antideslizante. Esto evitará resbalones innecesarios...

Cómo elegir el calzado para bebés y niños que ya caminan


Para un niño/a que ya camina y corretea con soltura, la función de los zapatos, zapatillas o sandalias de verano, es proteger, sujetar y a la vez permitir la movilidad natural del pie.

Es importante que el calzado, sea el que sea, garantice la estabilidad del tobillo, pero sin limitar su movilidad. Piensa que la estabilidad viene dada por los músculos y ligamentos, y si el niño se acostumbra a llevar un calzado que no le permite mover el tobillo con total libertad, estaremos favoreciendo la debilidad muscular y articular.

6 aspectos a tener en cuenta al elegir zapatos para bebé / niño-a


Calidad

Uno de los errores mas comunes al escoger unos zapatos o zapatillas para los niños/as, es pensar que como duran poco por el continuo crecimiento del pie, no vale la pena gastarse mucho. No hay que tener tanto en cuenta el precio, si no la calidad del zapato.

Unas zapatillas de mala calidad les durarán poco más de dos meses. ¡Lo tengo comprobadísimo! Los niños están todo el día corriendo y jugando, y te aseguro que yo ya estoy cansada de zapatillas peladas, suelas despegadas y agujeros inesperados. Lo mejor es el calzado “a prueba de niños”. ;-)

elegir zapatos para bebé


Flexibilidad

Para que el niño se encuentre cómodo con sus zapatos nuevos, deberá poder realizar los movimientos que quiera. Lo ideal es que el zapato deje al descubierto los huesos laterales del tobillo.
Además, la suela también deberá permitir los movimientos de flexión y extensión del niño al caminar. Para comprobarlo, puedes doblar la parte delantera del zapato hacia arriba.

Plantillas planas

Cuando los bebés empiezan a caminar tiene los pies planos, sin curvatura ninguna. Esto es algo que yo no sabía hasta hace muy poco, pero que considero muy importante. Fíjate en las plantillas interiores que incorpore el zapato, ya que éstas deberían de ser totalmente planas.

elegir zapatos para bebé


Zapatos atados

Existen numerosos modelos de zapatos, especialmente para las niñas, que no se ajustan al pie de ninguna manera. Nuestra recomendación es que evites comprar zapatos que no lleven ningún sistema de ajuste al pie.

Lo mejor son los zapatos que incorporan algún tipo de cierre que el niño ya puede ponerse y quitarse solo, sobretodo en aquellas edades en las que lo quieren hacer todo solitos. Los velcros y cremalleras son bastante prácticos para ellos.

Escoger la talla

A los bebés, en términos generales, tendrás que cambiarles los zapatos cada cuatro meses aproximadamente, porque se les irán quedando pequeños. No desesperes porque a partir de los 3 años, ya aguantarán una temporada con la misma talla.

No compres zapatos grandes para que le duren más, ya que esto puede tener consecuencias negativas en el desarrollo del pie. Para saber la talla adecuada, el niño deberá colocarse de pie y deberás poder introducir un dedo en la parte trasera.

elegir zapatos para bebé


Materiales

En cuanto a los materiales, éstos deberán ser lo más naturales posible, como la piel o el cuero. Son más suaves, más transpirables y algunos también poseen ciertas propiedades anti alergénicas. Evita los materiales sintéticos porque además de que no permiten la transpiración del pie, también se estropean antes.

Como ves, es importante saber elegir el calzado para el bebé o para los niños/as más mayores. La verdad es que invertir en un buen calzado supone la mayor parte de las veces una apuesta para la salud de sus pies. ¿No crees?




Image and video hosting by TinyPic