lunes, 22 de mayo de 2017

¿Cómo sobrellevar las náuseas durante el embarazo?

cómo aliviar las náuseas en el embarazo


Las náuseas durante el embarazo afectan a un elevado porcentaje de mujeres embarazadas. Si eres una de ellas, seguramente ya sabrás a qué nos referimos. Te levantas por la mañana y no te encuentras bien, los mareos y las náuseas de nuevo hacen “acto de presencia”, te sientes enferma, desesperada y te preguntas hasta cuándo durarán.

Debes saber que, lo más frecuente es que alrededor de los tres meses de gestación, las náuseas, los mareos y los vómitos se empiecen a reducir. A pesar de ello, en algunas mujeres se mantienen a lo largo de todo el embarazo. ¡Tranquila! No es lo más habitual...

Náuseas durante el embarazo. ¿Por qué se producen?


Las náuseas suelen ser uno de los síntomas más frecuentes, indicativos de que estás embarazada. Lo más normal es que se produzcan durante las primeras semanas y meses de gestación, y especialmente por la mañana, recién levantada.

¿Sabes por qué se producen? Los cambios hormonales parecen ser los principales responsables de esta molesta sensación, similar a tener el estómago revuelto. 
Durante el embarazo, se incrementan los niveles de gonadotropina coriónica, una hormona que, además de regular el funcionamiento de las gónadas, también actúa sobre el centro de las náuseas, que se encuentra situado en el hipotálamo.

A principios del segundo trimestre, los niveles de esta hormona empiezan a descender y, es en este momento, cuando también disminuirán las náuseas y los mareos. ¡Por fin!

cómo aliviar las náuseas en el embarazo


Pero... hasta entonces ¿Qué hacer para aliviar las náuseas? La verdad es que saber que estás embarazada te habrá llenado de alegría y felicidad, pero llega un momento en que ese malestar continuo, hace que la situación se haga insostenible. 

Seguramente estarás esperando que llegue el día en que te despiertes por la mañana y te encuentres bien. Como otras mujeres embarazadas, desearás poder disfrutar de tu estado. 

¿Cómo aliviar las náuseas durante el embarazo?


Tres meses pasan muy rápido, pero existen determinadas circunstancias que hacen que parezcan eternos. Y el hecho de no encontrarse bien, es uno de ellos. Eliminar las náuseas... no podremos, pero con algunas recomendaciones, te ayudamos a reducirlas. ¡Aquí tienes algunos consejos!

Cuida tu alimentación


Llevar un estilo de vida saludable, seguir una dieta sana y practicar algo de deporte es fundamental durante el embarazo. 

Para intentar aliviar las náuseas, te recomendamos cuidar especialmente tu alimentación. Deberás seguir una dieta ligera pero a la vez rica en vitaminas y nutrientes. Lo mejor son las frutas y las verduras, y también los cereales, ya que con ellos, mejorarás tus digestiones. Deberás evitar las digestiones pesadas, y para ello te recomendamos no tomar alimentos grasos, fritos o comidas muy especiadas.

cómo aliviar las náuseas en el embarazo


Así mismo, para aliviar las náuseas, también es recomendable comer menos cantidades de comida con mayor frecuencia. Tus digestiones serán más ligeras y además los niveles de azúcar se mantendrán más estables. 
Por propia experiencia puedo asegurar que, a veces, tener el estómago vacío puede hacer que las náuseas empeoren.

Comidas y bebidas frías


Son muchas las mujeres que sienten cierto alivio con las comidas o bebidas frías. No a todas les ayuda, pero por probar no pierdes nada.

Recuerdo lo bien que me funcionaba el agua con gas con una rodaja de limón. Por supuesto... fría. Muchos dicen que el olor a limón también ayuda a aliviar las náuseas. No sé si por el frío, por el limón, o por la combinación de ambos, pero para mí era "mano de santo"... ;)

Prueba con los remedios naturales


Es cierto que existen algunos remedios naturales que pueden ayudarte a aliviar las náuseas. El jengibre es, sin duda, uno de ellos, cuya eficacia ha sido comprobada. 

cómo aliviar las náuseas en el embarazo

Evita los olores fuertes


Los olores intensos y/o desagradables pueden ser un motivo, capaz de desencadenar fuertes náuseas. Intenta mantener la casa ventilada y evitarlos siempre que puedas.

Intenta descansar


Muchas mujeres sienten que sus náuseas se incrementan cuando se sienten especialmente cansadas. Durante el primer trimestre, intenta descansar todo lo que tu cuerpo necesite. Seguro que más adelante lo agradecerás...





Image and video hosting by TinyPic

martes, 16 de mayo de 2017

Niños y nuevas tecnologías ¿Buena o mala combinación?

niños y nuevas tecnologías


No sé si a vosotras os pasa lo mismo, pero tengo que reconocer que me preocupa especialmente que mi hija crezca rodeada, a todas horas, de todo tipo de aparatos electrónicos como Smartphones, tablets, ordenadores, videoconsolas...

Que las nuevas tecnologías están revolucionando nuestro mundo, es una realidad. Y con ellas, está cambiando nuestra forma de comunicarnos, relacionarnos, y para los niños, también de divertirse.

No puedo evitar enfadarme, cuando veo a muchos niños mirando “embobados” la pantalla de la tablet. Niños a los que hablas y ni siquiera escuchan lo que les estamos diciendo. Niños que ya casi nunca juegan a los juegos que nos han entretenido desde siempre. La verdad, no creo que sea nada bueno...

niños y nuevas tecnologías


Pero como todo en esta vida, nada es al 100% malo ni nada es 100% bueno. La cuestión es saber sacar provecho a lo positivo y aprender a evitar lo negativo.

¿Como afectan las nuevas tecnologías a los niños?


Desde que nacen, los niños están rodeados de infinidad de dispositivos electrónicos, y a menudo son ellos los que nos enseñan cómo usarlos. Los más pequeños encuentran muchas opciones de entretenimiento que captan su atención y les resulta complicado resistirse. Y así, sin esfuerzo, están recibiendo continuamente estímulos visuales y sonoros.

Si también os preocupa que vuestros hijos utilicen de forma correcta las nuevas tecnologías, os contaremos cuáles son los aspectos positivos y cuáles son los negativos.

Un aspecto positivo es que las nuevas tecnologías son una muy buena herramienta para potenciar el aprendizaje de cada niño de forma personalizada. Además, es muy probable que, mediante su uso, aumente el grado de motivación e interés.

A pesar de ello, las nuevas tecnologías también pueden afectar a la capacidad de atención de los niños. Sucede con bastante frecuencia que al desaparecer los estímulos tecnológicos, el niño pierde el interés y no consigue centrar su atención.

Un uso continuado de las nuevas tecnologías, hacen que el niño no tenga necesidad de relacionarse con los demás y también se dejen de lado ciertas habilidades manuales.

Así mismo, pueden afectar de forma negativa al correcto desarrollo del pequeño, en cuanto a la forma de recibir, procesar y trabajar algunos contenidos.

El uso de las nuevas tecnologías según la edad del niño


A pesar de que es difícil establecer con exactitud lo que debe o no debe de hacer un niño de edad determinada, sí existen ciertas recomendaciones. Piensa que siempre somos los padres el referente educativo del niño y por lo tanto, tenemos la última palabra.

En principio, se recomienda que los niños menores de 2 años, no se expongan a ningún tipo de pantalla de tablet o smartphone. Únicamente deberá explorar, descubrir y jugar con objetos y juegos adecuados a su edad.

niños y nuevas tecnologías


Hasta los 7 años, es recomendable que los niños no tengan acceso a las nuevas tecnologías, más de 1 o 2 horas al día. Y hasta los 12, no se recomienda el uso de móviles, y es importante establecer un control parental en las conexiones a Internet. Como ves, la clave está en establecer límites y en saber en todo momento el uso que nuestros hijos están haciendo de las nuevas tecnologías.

Consejos sobre el uso de las nuevas tecnologías por los niños


  • Las nuevas tecnologías nos permiten obtener mucha información en tiempo real. ¡Intenta potenciar su parte positiva!
  • Es fundamental controlar el tiempo de uso de tablets, Smartphones u ordenadores, entre otros. Nada tiene de malo usarlas un rato, pero sin abusar y sin dejar toda la tarde la tablet al niño para que “no moleste”.
  • Vigila continuamente el uso que hace el niño de los dispositivos electrónicos. Piensa que existe y circula información a la que los niños no deberían acceder. No toda la información es apta para todas las edades y hay que saber adecuarla a la edad del niño.
  • Es importante que los niños también sepan que no toda la información que circula por Internet es verdadera.
  • Es recomendable que tú también sepas cómo manejar los dispositivos electrónicos, para poder explicarles qué es lo que pueden o no pueden hacer, y porqué.
  • Los niños más mayores se encuentran expuestos a peligros derivados del mal uso, como el ciberbullying. Intenta que sepan cómo mantenerse protegidos.
  • Hay que evitar que el niño se vuelva dependiente de las nuevas tecnologías y mucho menos que llegue a obsesionarse.
  • Lo mejor es que tu hijo alterne el uso de las nuevas tecnologías con otras actividades que le obliguen a relacionarse, jugar y divertirse de “otra manera”. Hay tiempo para todo y no podemos dejar de lado el tiempo para leer, estudiar, hablar o jugar. ¿No crees?
niños y nuevas tecnologías


Dicen que todos los excesos son malos, y con el uso de las nuevas tecnologías sucede lo mismo. A priori, son una buena herramienta pero debemos asegurarnos que nuestros pequeños le dan un buen uso. 

Por ello, debemos decir que las nuevas tecnologías no son ni buenas ni malas, si no que dependerá del uso que les demos. ¿Qué pensáis?





Image and video hosting by TinyPic

domingo, 14 de mayo de 2017

La toxoplasmosis. Esa gran desconocida



Son muchas las dudas que giran en torno a la toxoplasmosis, ya que muchas futuras mamás no saben en qué consiste, cómo puede afectar a su salud ni a la del bebé, ni qué deben hacer para evitar el contagio.

Por ello, hemos decidido dedicar el post de hoy a explicar todo lo que debes saber sobre la toxoplasmosis.

Toxoplasmosis y embarazo


Por si no sabes nada acerca de la toxoplasmosis, empezaremos por el principio. Se trata de una infección provocada por un parásito denominado Toxoplasma Gondii

Cuando la infección afecta a personas cuyo sistema inmunológico se encuentra fuerte y sano, ésta no presenta mayor importancia. La cosa se complica cuando afecta a personas con supresión inmunológica, como sucede durante el embarazo. En este caso, en algunas ocasiones, el parásito puede atravesar la placenta y afectar al bebé. Cuando un bebé se infecta y nace con toxoplasmosis, ésta se denomina toxoplasmosis congénita.

Durante el embarazo, una infección por toxoplasmosis se considera grave, ya que puede ocasionar terribles consecuencias como daños neurológicos y sistémicos en el bebé, e incluso llegar a provocar su muerte. La parte positiva, es que son relativamente pocos los casos de mujeres infectadas durante el embarazo.

Así mismo, también hay mujeres que son inmunes a la toxoplasmosis y, por lo tanto, no pueden contagiarse. Si es tu caso... ¡enhorabuena! Podrás continuar comiendo lo que te apetezca y además tener un embarazo más tranquilo. ;-)

toxoplasmosis y embarazo


¿Sabes cómo se transmite la toxoplasmosis?


¡Muy importante! Saber de qué manera podemos infectarnos es básico para poder prevenir el contagio. Aquí tienes las principales vías:

  • Comer carne cruda o poco cocinada
  • Comer frutas o vegetales frescos que estén contaminados por el parásito
  • Beber agua contaminada
  • Tocar tierra contaminada, tocar la arena de la caja de un gato o tocar carne que esté infectada y después te llevas las manos a la boca, la nariz o los ojos.
  • Transfusión de sangre infectada o trasplante de un órgano de una persona infectada.

Es importante que sepas que la toxoplasmosis no se transmite de persona a persona, pero la mamá sí puede transmitirla a su bebé durante el embarazo.

Ahora que ya conoces las vías mediante las cuáles puedes contraer la infección, seguramente te resultará más sencillo prevenirla. Recuerda cocinar bien la carne, lavar correctamente las frutas y las verduras, y evita tocar tierra o manipular la caja de excrementos del gato. 

La higiene es muy importante y por ello, deberás lavarte las manos si has manipulado algún alimento que pueda estar contaminado. ¡Así de fácil!

toxoplasmosis y embarazo


Las embarazadas y los gatos ¿Qué debes hacer?


Existe la creencia popular que dice que si estás embarazada debes deshacerte de tu gato. Pues bien, si es motivo de preocupación para ti, con algunas explicaciones seguro que te quedarás mucho más tranquila.

A pesar de que las heces de los gatos son una vía importante de contagio de la toxoplasmosis, NO tienes que deshacerte de tu mascota. Únicamente deberás tener en cuenta llevar a cabo algunas acciones preventivas.

Los gatos se contagian con el parásito al beber agua contaminada o leche no pasteurizada, y también al comer carne cruda o poco cocinada, y animales infectados. Cuando el gato se infecta, los parásitos se reproducen en su intestino mediante ooquistes, y éstos serán expulsados con las heces, sin resultar visibles a simple vista.

Los ooquistes empiezan a ser infecciosos a las 24 horas después de ser expulsados. Nuestra recomendación es que sea otra persona la que limpie la caja de la arena, y si no puede ser, recoge las heces lo antes posible, con guantes desechables, mascarilla y ten la costumbre de lavarte bien las manos.

Es importante que sepas que, si tu gato vive en casa y no sale, y además no lo alimentas con carne cruda o mal cocinada, el riesgo de infección es mínimo.

Ten en cuenta también que, a pesar de que los gatos son los únicos animales que transmiten este parásito, otras especies infectadas albergan el parásito en sus tejidos en forma de quistes.

toxoplasmosis y embarazo


Algunas recomendaciones


  • Congela la carne antes de cocinarla, ya que esto reducirá el riesgo de infección.
  • Cocina bien la carne para eliminar el parásito. Recuerda que los embutidos poco curados y el jamón york pueden ser también una vía de infección.
  • Lava bien o pela las frutas y los vegetales.
  • No bebas leche que no esté pasteurizada, o comas alimentos que la incluyan.
  • No comas huevos crudos.
  • Cuando laves los utensilios de cocina, hazlo con agua caliente. Piensa que las temperaturas elevadas acaban con el parásito.
  • Lávate las manos antes de comer o tras haber manipulado algún alimento que pueda estar contaminado.
  • Evita cualquier contacto con tierra o arena (la de los parques infantiles también). Si tienes que trabajar en el jardín, especialmente con la tierra, ponte guantes.

Analítica durante el embarazo


Tras confirmar que estás embarazada, en el primer análisis de sangre que te realicen, te mirarán si tienes o no anticuerpos de la toxoplasmosis. 

toxoplasmosis y embarazo


Muchas mujeres ya han pasado la enfermedad, seguramente sin darse cuenta, y ya cuentan con defensas frente a ella. Esto querrá decir que no pueden contagiarse. Esto es genial porque si tienes inmunidad frente a la toxoplasmosis, querrá decir que podrás comer de todo. ¿A quién no le apetece un poco de jamón de vez en cuando?

Ahora que ya sabes qué es la toxoplasmosis y cuáles son las principales vías de contagio, seguramente te habrás quedado un poco más tranquila. Si tienes gato, puedes tocarlo y convivir con él sin ningún riesgo, siempre y cuando tengas presentes una serie de precauciones.






Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 10 de mayo de 2017

7 problemas de salud frecuentes en el recién nacido

problemas salud bebé

Con la maternidad los sentimientos se encuentran a “flor de piel” y es normal preocuparnos, muchas veces “en exceso”, por cualquier pequeña cosa que observamos en nuestro bebé recién nacido.

El instinto de protección de una madre es algo innato y natural. Nos pasamos horas observando a nuestro bebé, pequeño e indefenso, y sentimos temor frente a la posibilidad de que éste pueda enfermar.

Igual que ocurre con los adultos, hay bebés que tienen mayor tendencia a enfermar que otros. Y a pesar de que, generalmente, los problemas de salud no son serios, cualquier síntoma nos hace permanecer siempre en estado de alerta... ¡Por si acaso!

¿Sabes cuáles son los problemas de salud más frecuentes que pueden afectar al bebé recién nacido?

1. Ictericia en el recién nacido


La ictericia no es otra cosa que la acumulación de bilirrubina en la sangre del bebé. Esto es lo que provoca que muchos recién nacidos tengan un tono amarillento en su piel.

Se produce porque el hígado del bebé, todavía inmaduro, aún no es capaz de eliminar la bilirrubina de la sangre. Y, a pesar de que no suena nada bien, la realidad es que se produce en la mayoría de recién nacidos, especialmente durante la primera semana de vida. En el caso de los bebés alimentados con leche materna, la ictericia suele durar más.

Hay que tener en cuenta que esta ictericia leve, puede convertirse en algo más serio si los niveles de bilirrubina en sangre siguen aumentando.

problemas salud bebé

2. Infecciones respiratorias


Las infecciones respiratorias son bastante frecuentes en los bebés durante los primeros meses de vida.

Las más frecuentes, son afecciones leves como catarros o resfriados comunes, que afectan a las vías altas. Producen congestión nasal y tos en algunos casos, y aunque resultan molestoas para el bebé, no suelen ir más allá. Suelen aliviarse con lavados nasales con suero salino o mediante la succión con una perilla.

Cuando las infecciones respiratorias afectan a las vías respiratorias bajas, la cosa ya se complica. Es el caso de las bronquiolitis o neumonía y, en algunas ocasiones, es necesaria la hospitalización del bebé.

3. Síndrome del bebé azul


Algunos bebés al nacer ya cuentan con una piel de una tonalidad azulada. Este síndrome puede ser causado por una enfermedad hereditaria o por diversas causas externas como intoxicaciones por consumir alimentos contaminados.

Al producirse, en el cuerpo del bebé se acumula hemoglobina, incapaz de repartir el oxígeno al cuerpo.

Deberás acudir con rapidez al pediatra, si observas la coloración azul en el bebé, junto a un aumento de la frecuencia respiratoria.

4. Otitis


La otitis es una infección bacteriana, que aparece generalmente como una complicación de un resfriado común. Se caracteriza por ser muy dolorosa y en la mayoría de casos deberá ser tratada con antibiótico.

problemas salud bebé


Es muy probable que la reconozcas porque el bebé se ha pasado la noche llorando y no quiere comer nada. ¡Paciencia!

5. Infección de orina


La infección de orina es, quizás, una de las infecciones más difíciles de identificar porque no presenta síntomas externos. Con un resfriado vemos que el bebé tiene mucosidad, tos, estornudos... pero con la infección de orina es normal que no apreciemos nada. Sólo que el bebé se encuentra irritable, molesto y en algunas ocasiones también tendrá fiebre.

6. Gastroenteritis


Son bastante frecuentes y generalmente de origen vírico. Causa bastante preocupación porque nuestro bebé no come y además también presenta vómitos y/o diarreas.
Lo más importante es que el bebé se mantenga hidratado.

7. Tos


La tos también es una afección bastante frecuente en los bebés recién nacidos. Puede producirse de forma puntual, como cuando la leche de la mamá fluye con mucha rapidez, y también puede darse de forma continua. 

problemas salud bebé


En este caso, puede ser síntoma de alguna enfermedad del aparato digestivo o respiratorio, y lo mejor que puedes hacer es consultar a su pediatra.

Algunas cosas que debes saber


Debes saber que la temperatura corporal de un bebé recién nacido es superior a la de los adultos. Suele ser de 37,5 grados centígrados cuando se toma en la axila, y de 38 en el recto.

La fiebre es uno de los principales síntomas indicadores de que existe una infección. Por ello, cuando la temperatura de tu bebé se encuentre por encima de lo normal, no dudes en consultar siempre a tu pediatra. Seguramente, la mayoría de ocasiones no será nada, pero te ayudará a sentirte más tranquila.

Así mismo, si observas un cambio de comportamiento repentino en tu bebé, con lloros incesantes, irritabilidad o letargo, esto también puede ser síntoma de enfermedad. 

Observa a tu bebé y piensa que nadie lo conoce mejor que tú. Recuerda que las madres estamos dotadas de un “sexto sentido”. ;-)



Image and video hosting by TinyPic

lunes, 8 de mayo de 2017

8 cosas que no debes hacer si estás embarazada


Hay ciertas cosas que, si nos dejamos guiar por el sentido común, ya sabremos que no podemos hacer durante el embarazo porque podrían comprometer la salud de nuestro bebé.

Otras, a pesar de que las lenguas populares afirman que están prohibidas, carecen de comprobación científica y pasan a convertirse en simples rumores. Hoy te contamos lo que realmente no debes hacer si estas embarazada. ¡Presta atención!

Beber Alcohol

A pesar de que es muy probable que por una cerveza o una copita de vino no pase nada, lo cierto es que se desconoce cuál es el “límite seguro” de alcohol ingerido durante el embarazo. Por ello, lo mejor es prescindir de cualquier bebida alcohólica.

Piensa que la ingesta de alcohol durante el embarazo, puede dañar el sistema nervioso del bebé. De hecho, es una de las causas más comunes de discapacidad física y/o de problemas intelectuales. Esto es debido a que el alcohol se transmite muy fácilmente al bebé, pero éste nunca podrá eliminarlo. Vale la pena pensarlo y tomar cerveza sin alcohol!

Reducir el consumo de cafeína

Algunos estudios han demostrado que el consumo de más de 200 a 300 miligramos de cafeína al día, o lo que vienen a ser 2 o 3 tazas de café, puede suponer cierto riesgo en el embarazo. Se ha asociado el elevado consumo de cafeína con diversas complicaciones y con un mayor riesgo de aborto espontáneo y, posiblemente, a otras complicaciones del embarazo.

El consumo de cafeína no se refiere únicamente al café. ¡Recuerda que el té verde, el té negro o las bebidas de cola también llevan cafeína! ¿Y chocolate? A pesar de que el chocolate también lleva cafeína, la verdad es que las dosis son muy pequeñas. Por ello, puedes tomar chocolate, siempre con moderación.


cosas prohibidas durante el embarazo

Evitar algunos alimentos

No deberás consumir aquellos alimentos que puedan estar contaminados por bacterias. Con ello nos referimos a los quesos no pasteurizados, como el queso azul, el brie o el camembert, los huevos crudos, el pescado crudo, la carne cruda o poco hecha, o los productos de charcutería poco cocidos o curados.

También deberás evitar consumir ciertos pescados por su posible elevado contenido en mercurio, que podría dañar el cerebro del bebé. El tiburón, el pez espada o el atún son algunos de ellos.

Con una serie de precauciones, podrás evitar algunas enfermedades, como la toxoplasmosis o la salmonella. Es importante saber que un bebé infectado podría padecer algunas malformaciones congénitas, y un mayor riesgo de aborto espontáneos en la futura mamá.

Nuestra recomendación es que laves bien frutas y verduras antes de consumirlas. Así eliminarás bacterias y residuos de fertilizantes o pesticidas.

Evitar limpiar la caja de excrementos del gato

¿Qué sabes de la toxoplasmosis? Los excrementos del gato pueden ser transmisores de esta infección por protozoos, que puede causar problemas graves en el feto. A pesar de lo que dicen las creencias populares, no es necesario que te apartes de tu mascota. Únicamente deberás tener precaución con tocar sus excrementos. 


cosas prohibidas durante el embarazo


Además, también puedes contraer la infección si consumes verduras o frutas contaminadas. ¡Por ello es importante lavarlas bien!

Automedicación

Durante el embarazo deberás tener precaución con el consumo de ciertos fármacos, ya que éstos podrían afectar a la salud del bebé. Son muchos los medicamentos contraindicados durante el embarazo, y por ello deberás consultar siempre con tu médico.

Dejar de fumar

A pesar de que dejar de fumar durante el embarazo resulta algo bastante obvio, la realidad es que son muchas las mujeres que continúan fumando. Por muy difícil que te resulte dejarlo, la clave está en pensar que cuando tú fumas, tu bebé también lo hace. Con ello, estás transmitiendo nicotina, monóxido de carbono, además de muchas otras sustancias nocivas. Aprovecha tu embarazo para dejar de fumar. Sin duda, es el mejor momento para hacerlo.

El consumo de tabaco aumenta de forma considerable los riesgos de sufrir aborto espontáneo o muerte prematura del bebé, bajo peso al nacer o parto prematuro, asma y problemas respiratorios o el síndrome de muerte súbita del lactante.

Evitar algunos edulcorantes

Algunos edulcorantes son seguros para el correcto desarrollo del bebé, como el aspartamo, sucralosa, o esteviosido. Otros, sin embargo, no se conoce con exactitud si pueden tener alguna afectación sobre el feto, como es el caso de la sacarina. Nuestra recomendación es que los tomes con moderación. Lo mejor es comprobar las etiquetas para saber qué es lo que estás consumiendo.

Evitar los baños calientes y saunas

De hecho deberás evitar cualquier actividad o acción que eleve tu temperatura corporal en exceso. Con ello, nos referimos a baños calientes, saunas y también al uso de almohadillas eléctricas.

El exceso de calor puede provocar afectaciones en el tubo neural del bebé, así como deshidratación y abortos espontáneos.

Evitar la actividad física intensa

Llevar un sistema de vida saludable es esencial para mantenerse bien durante el embarazo. Una actividad física suave te hará sentir mejor y preparará vuestro cuerpo para el momento del parto. Pero deberás evitar los ejercicios físicos de alta intensidad, el levantamiento de pesas, los ejercicios abdominales, los saltos y sacudidas bruscas, o los deportes de impacto, entre otros.

cosas prohibidas durante el embarazo


También deberás evitar el consumo de drogas, y el contacto con algunas sustancias químicas de uso doméstico que podrían ser tóxicas, como algunas pinturas, disolventes, aerosoles, o pesticidas.

En caso contrario a lo que afirman sobre el uso de tintes, puedes continuar usándolos ya que se absorben escasas cantidades de producto a través de la piel, y no se han observado efectos nocivos sobre el feto.

Así mismo, en cuanto a los viajes en avión, a menos que te encuentres muy cerca de la fecha prevista de parto o sufras de alguna complicación durante tu gestación, no existe ninguna limitación. No está de más que pidas consejo a tu ginecólogo, especialmente si el trayecto es largo y piensas viajar a un país que requiere de vacunación. ¡Buen viaje!




Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 3 de mayo de 2017

Mi bebé empieza a andar. ¿Qué zapatos le pongo?

elegir zapatos para bebé


Con la llegada del buen tiempo y las temperaturas más cálidas, debemos empezar a pensar en realizar el cambio de calzado de los más pequeños de la casa. Dejamos atrás las botas y botines calentitos, para dar paso a un calzado más ligero y fresquito.

Para los más mayores, cuando intentes recuperar las zapatillas de la primavera pasada, lo más probable es que ya no le vayan bien. Aunque sólo han pasado unos meses y apenas lo aprecies, te darás cuenta que los pequeños ¡crecen y crecen!

Es el momento de comprar un nuevo calzado y, para ello, te damos algunas recomendaciones importantes que te pueden ser de ayuda.

Lo primero que deberás tener en cuenta es si tu bebé ya ha empezado a dar sus primeros pasos, o si ya corretea sin parar, recorriendo todos los rincones de la casa. Debes pensar que hay un tipo de zapato distinto para cada etapa evolutiva.

Cómo elegir el calzado de los bebés que empiezan a caminar



elegir zapatos para bebé


Recuerdo con emoción el momento de sus primeros pasos, ella solita, sin ayuda de nadie, sin manos. Se levantó con decisión y fue deambulando de lado a lado, hasta que llegó a mis brazos. ¡Qué momento!

Cada bebé es un mundo y el desarrollo se produce a ritmos diferentes en cada uno de ellos, pero generalmente suele ser alrededor de los 10 o 12 meses que los bebés empiezan a dar sus primeros pasos.

A partir de entonces, ya debemos buscar unos zapatos que le aporten sujeción, seguridad y estabilidad. A veces ocurre que cuando parece que el bebé ya empieza a soltarse, éste se cae, coge miedo y no quiere volver a andar solo. ¡No te preocupes! Es bastante normal y pronto volverá a coger confianza en sí mismo.

Es importante cuando vayas a comprar los zapatos de primeros pasos, que prestes especial atención a la suela. Asegúrate de que es gruesa y que su base es antideslizante. Esto evitará resbalones innecesarios...

Cómo elegir el calzado para bebés y niños que ya caminan


Para un niño/a que ya camina y corretea con soltura, la función de los zapatos, zapatillas o sandalias de verano, es proteger, sujetar y a la vez permitir la movilidad natural del pie.

Es importante que el calzado, sea el que sea, garantice la estabilidad del tobillo, pero sin limitar su movilidad. Piensa que la estabilidad viene dada por los músculos y ligamentos, y si el niño se acostumbra a llevar un calzado que no le permite mover el tobillo con total libertad, estaremos favoreciendo la debilidad muscular y articular.

6 aspectos a tener en cuenta al elegir zapatos para bebé / niño-a


Calidad

Uno de los errores mas comunes al escoger unos zapatos o zapatillas para los niños/as, es pensar que como duran poco por el continuo crecimiento del pie, no vale la pena gastarse mucho. No hay que tener tanto en cuenta el precio, si no la calidad del zapato.

Unas zapatillas de mala calidad les durarán poco más de dos meses. ¡Lo tengo comprobadísimo! Los niños están todo el día corriendo y jugando, y te aseguro que yo ya estoy cansada de zapatillas peladas, suelas despegadas y agujeros inesperados. Lo mejor es el calzado “a prueba de niños”. ;-)

elegir zapatos para bebé


Flexibilidad

Para que el niño se encuentre cómodo con sus zapatos nuevos, deberá poder realizar los movimientos que quiera. Lo ideal es que el zapato deje al descubierto los huesos laterales del tobillo.
Además, la suela también deberá permitir los movimientos de flexión y extensión del niño al caminar. Para comprobarlo, puedes doblar la parte delantera del zapato hacia arriba.

Plantillas planas

Cuando los bebés empiezan a caminar tiene los pies planos, sin curvatura ninguna. Esto es algo que yo no sabía hasta hace muy poco, pero que considero muy importante. Fíjate en las plantillas interiores que incorpore el zapato, ya que éstas deberían de ser totalmente planas.

elegir zapatos para bebé


Zapatos atados

Existen numerosos modelos de zapatos, especialmente para las niñas, que no se ajustan al pie de ninguna manera. Nuestra recomendación es que evites comprar zapatos que no lleven ningún sistema de ajuste al pie.

Lo mejor son los zapatos que incorporan algún tipo de cierre que el niño ya puede ponerse y quitarse solo, sobretodo en aquellas edades en las que lo quieren hacer todo solitos. Los velcros y cremalleras son bastante prácticos para ellos.

Escoger la talla

A los bebés, en términos generales, tendrás que cambiarles los zapatos cada cuatro meses aproximadamente, porque se les irán quedando pequeños. No desesperes porque a partir de los 3 años, ya aguantarán una temporada con la misma talla.

No compres zapatos grandes para que le duren más, ya que esto puede tener consecuencias negativas en el desarrollo del pie. Para saber la talla adecuada, el niño deberá colocarse de pie y deberás poder introducir un dedo en la parte trasera.

elegir zapatos para bebé


Materiales

En cuanto a los materiales, éstos deberán ser lo más naturales posible, como la piel o el cuero. Son más suaves, más transpirables y algunos también poseen ciertas propiedades anti alergénicas. Evita los materiales sintéticos porque además de que no permiten la transpiración del pie, también se estropean antes.

Como ves, es importante saber elegir el calzado para el bebé o para los niños/as más mayores. La verdad es que invertir en un buen calzado supone la mayor parte de las veces una apuesta para la salud de sus pies. ¿No crees?




Image and video hosting by TinyPic

lunes, 1 de mayo de 2017

El Síndrome del nido. ¡Prepara tu hogar!

síndrome del nido


Te encuentras en la recta final del embarazo y de un día para otro ¿tienes obsesión por remover, ordenar, limpiar... incluso pintar las paredes y techos de tu hogar? ¡Tranquila! Es el conocido “Síndrome del nido” y es completamente normal.

A la gran mayoría de mujeres nos pasa, especialmente si somos de esas un tanto movidas, activas y ansiosas. Pero... ¿sabes por qué se produce?

El síndrome del nido


El Síndrome del nido es un impulso irrefrenable de poner la casa “a punto” para la llegada del bebé.

Algunas mujeres, quizás las más tranquilas, lavan la ropa, ordenan los armarios o decoran la habitación del bebé. Sin embargo, otras pueden llegar a hacer tareas más inverosímiles como pulir los suelos o desmontar muebles. Reconozco que yo fui de estas últimas... A dos semanas del parto me dio por desmontar los muebles, pintar los techos y empapelar las paredes.

síndrome del nido


Generalmente, se asocia con una reacción hormonal producida en las últimas semanas de gestación, caracterizada por un aumento de la energía, junto al aumento de la ansiedad y el estrés debido a la aproximación de la fecha de parto. Otros lo explican como una reacción espontánea para poner a prueba el organismo de la mamá frente al parto.

Resulta curioso pero ¿sabes de dónde viene su nombre? El síndrome del nido es un símil con la preparación del nido de las aves antes de que sus crías rompan el cascarón. Para las mujeres, no es otra cosa que querer tenerlo todo preparado para dar la bienvenida al nuevo miembro de la familia.

síndrome del nido

Precauciones frente el síndrome del nido


Esta necesidad inmediata de preparar el hogar para la llegada del bebé, suele darse durante el tercer trimestre de embarazo. Y aunque la imagen de una mujer subida a una escalera con una barriga considerable pueda resultar graciosa, la verdad es que es necesario ir con cuidado y tener en cuenta una serie de precauciones.

Deberás evitar cansarte en exceso, levantar objetos pesados y también los movimientos bruscos. Y, por supuesto, subirte a una escalera no es lo mejor. Con el peso de la barriga y una menor agilidad, podrías perder el equilibrio y caerte, lo cuál sería fatal para ti y tu bebé. Aprende a mandar y a pedir ayuda cuando la necesites.

Nuestra recomendación es que si limpiar u ordenar te tranquiliza, ¡hazlo! pero con ciertas precauciones y sin obsesionarte. Puedes aprovechar para pensar en los últimos detalles decorativos para la habitación del bebé.

síndrome del nido


Lo mejor que puedes hacer durante las últimas semanas es realizar otras actividades como pasear, descansar y cuidarte todo lo que puedas. Procura ahorrar energía ya que el parto se acerca y no dispondrás de mucho tiempo para ello.

Sí que son muchos los preparativos ante la llegada del bebé, pero no te dejes llevar por la ansiedad y el estrés. Relájate y... ¡disfruta del momento!







Image and video hosting by TinyPic