lunes, 3 de abril de 2017

¿Embarazada a los 40?

embarazada a los 40


Hace años nos hubiera parecido una idea descabellada que una mujer se quedara embarazada con 40 años. En la actualidad, a las mujeres mayores de 35 años no sólo no se nos ha “pasado el arroz”, si no que además una "recién estrenada" maternidad nos parece una buena opción de vida. 

Es probable que os sintáis presionadas por el paso del tiempo, por la edad... Pero debéis saber que un embarazo a los 40, en principio, no supone ningún riesgo de salud para la mamá ni tampoco para el bebé. A pesar de ello, sí que será necesario tener más control de vuestro embarazo.

Mamá primeriza a los 40

Es cierto que con la edad disminuyen las probabilidades de quedarse embarazada, pero hoy en día, nuestra sociedad se encuentra marcada por el aplazamiento de la maternidad hasta edades tardías.

Muchas mujeres demoramos la decisión de tener un hijo hasta encontrar el momento oportuno, a menudo marcado por el deseo de alcanzar ciertas metas profesionales y conseguir cierta estabilidad. Como muchas sabréis, en ciertas ocasiones, no es nada fácil poder compaginar la vida laboral con la vida familiar. ¡Complicadísimo!

embarazada a los 40


La realidad es que los embarazos pasados los 35 o 40 años se encuentran a la orden del día, siendo cada vez más las mujeres que se convierten en mamás primerizas alrededor de los 40.

Pero, lo que muchas os preguntaréis es si un embarazo a los 40 ¿es un embarazo de riesgo? Hoy en día, un embarazo a los 40 no tiene porqué considerarse un "embarazo de riesgo" como antaño, por mucho que puedan decir nuestras madres y/o abuelas. Pero sí que es cierto que las probabilidades de desarrollar ciertas patologías son más elevadas que en un embarazo a los 20 o 30. Por ello, se convierte en necesario tener en cuenta una serie de aspectos. ¡Aquí tenéis los principales!

Diabetes gestacional. Las mujeres embarazadas a los 40 tienen más probabilidades de desarrollar una diabetes gestacional. 

Muchas aprovechamos el embarazo para comer, por no decir "engullir", todo aquello que nos apetece. Reconozco que yo fui una de ellas... Dulces, pasteles, gominolas, patatas fritas... Y pensaba ¡Ahora o nunca! 
Pensaba que el aumento de peso durante el embarazo pasaría más desapercibido, sin caer en la cuenta de que las lorzas y los quilos de más, sinceramente eran lo que menos importancia tenía. Y mis 20 kilos de más al final pasaron factura. Las analíticas no mentían...

Suele suceder a menudo que durante el embarazo, debido a los cambios hormonales que se producen, las células no responden tan bien a la insulina. Para la gran mayoría de mujeres, esto no representa ningún problema ya que el páncreas responde generando más insulina. Sin embargo, en otras mujeres esto no funciona, y los valores de azúcar en su sangre se elevan considerablemente, desarrollándo así una diabetes gestacional. 

Por ello, lo mejor es aprovechar el momento para cuidar vuestra alimentación y llevar una dieta sana y equilibrada. Ésta deberá garantizar el aporte necesario de calorías, vitaminas y nutrientes para el correcto desarrollo del bebé. También hará que os mantengáis fuertes y sanas durante el embarazo. 

Riesgos en el bebé. Cuanto mayor es la futura mamá, mayor es el riesgo de que el bebé desarrolle ciertas enfermedades, como el Síndrome de Down
La ventaja es que, en la actualidad, existen tecnologías que permitirán la detección de ciertas anomalías de forma precoz. Es por esto que os decía que un embarazo a los 40 debe ser un embarazo más controlado.

Toxemia del embarazo. La toxemia del embarazo es una patología relacionada con la proteinuria o la hipertensión. A partir de los 35, el riesgo de padecerla aumenta considerablemente.

Es cierto que no es lo mismo quedarse embarazada a los 20 que hacerlo a los 40, pero... ¡que no cunda el pánico! 
Muchas veces, prolongamos nuestro deseo de ser madres hasta encontrar el momento perfecto. Pensad que, generalmente, las mujeres que se quedan embarazadas a los 40, cuentan con una mayor estabilidad emocional y laboral, y esto influirá de forma muy positiva en la manera de vivir su embarazo.

embarazada a los 40


En definitiva, si os habéis quedado embarazadas a los 40... ¡Enhorabuena! Lo mejor que podéis hacer es cuidar vuestra alimentación y seguir unos hábitos de vida saludables. Y por lo demás... ¡A disfrutar de vuestro momento!



Image and video hosting by TinyPic