lunes, 10 de abril de 2017

3 opciones de parto diferentes



El sueño de toda mujer embarazada es tener un parto vaginal, fácil, sencillo y que se desarrolle con toda normalidad. En este sentido, debéis saber que en la actualidad, son variadas y diversas las opciones de parto "natural" y en muchas ocasiones, aunque no en todas, tenemos la opción de escoger la que más nos agrada.

Dedicamos el post de hoy a contaros en qué consisten algunas opciones de parto diferentes y la importancia de dejarlo todo preestablecido en el plan de parto.

¿Sabéis qué es el plan de parto?


El plan de parto es un documento que puede realizar la futura mamá, si así lo desea, y que recoge sus preferencias en relación a cada uno de los aspectos del parto.

Esto incluye algunos temas como decidir qué persona la acompañará durante el parto, la presencia o ausencia de monitorización, libertad de la mamá para adoptar una u otra postura durante la dilatación y/o durante el parto, epidural sí o epidural no, administración o no administración de oxitocina, entre otros muchos aspectos más.

Cada vez son más las mujeres que deciden escoger otras posturas para dar a luz, diferentes a la tradicional. Si ya habéis tenido un bebé, seguramente entenderéis porqué... La verdad es que a mí tampoco no me resultó nada cómoda, ni fácil, ni tampoco agradable. 

Y en relación a ello, existen varios estudios que indican que la postura horizontal puede entorpecer el parto, mientras que la vertical, debido a la fuerza de la gravedad, la favorece. En posición vertical, el canal de parto también se amplía y se acorta.


Opciones de parto


3 opciones de parto curiosas


Se acerca el día esperado... ¡el momento del parto! ¿Sabéis que opciones tenéis? El hecho de poder escoger una u otra opción de parto dependerá principalmente del centro hospitalario en cuestión. No todos los centros ofrecen posibilidad de escoger otras alternativas, además del parto “tradicional”. Lo mejor es que, si estáis interesadas, con tiempo suficiente, os informéis de las opciones con las que contáis. Aquí tenéis tres de ellas:


Parto en casa

Antiguamente, los partos en casa asistidos por una matrona, se producían con bastante frecuencia. A pesar de que hoy no es una práctica demasiado extendida en España, algunas mujeres deciden dar a luz en su propia casa.

A priori, ésta es una opción válida siempre y cuando el parto haya transcurrido sin complicaciones y siempre bajo las indicaciones del médico.

En relación a ello, la Universidad de Barcelona ha publicado una guía destinada a mejorar la práctica asistencial de las matronas durante la asistencia domiciliaria. En ella se incluyen una serie de requisitos para que el parto en casa sea seguro. 

Uno de ellos, para mí quizás el más tranquilizador, es que el domicilio deberá estar a menos de 30 minutos de un hospital. Y digo para mí, porque en un embarazo completamente normal, a pesar de que no es frecuente que surjan complicaciones en el último momento, por experiencia propia... ¡puedo deciros que pasa!


Opciones de parto


Si es vuestro deseo, lo mejor que podéis hacer es hablarlo abiertamente con el equipo médico que os está llevando durante todo el embarazo para que os recomiende o aconseje qué es lo que tenéis que hacer.

Los partos en casa son una opción bastante habitual en algunos países como Holanda o Inglaterra, pero en España es bastante minoritaria. La Seguridad Social tampoco cubre los costes asociados al parto en casa, y la verdad es que esto puede ser un factor "de peso" a tener en cuenta. ¿Qué os parece?

Parto en el agua


Dicen que un parto en agua caliente favorece la dilatación cervical y disminuye el dolor. El agua caliente relaja la musculatura de la mamá y facilita la producción de endorfinas, que tienen un papel fundamental en la reducción de la percepción del dolor.

Así mismo, el parto transcurre de forma tranquila en un ambiente íntimo, y en el que la futura mamá puede adoptar posturas más naturales y relajadas, que van a favorecer el nacimiento del bebé.

Dar a luz en una bañera con agua a 37 grados también resulta beneficioso para el bebé. La temperatura del agua es similar a la del líquido amniótico y para el bebé la adaptación al exterior no se realiza de forma tan brusca, reduciéndose de este modo el estrés sufrido. 

Cada vez son más los hospitales que ofrecen esta opción y también las mamás que la escogen como alternativa de parto, pero a pesar de ello aún sigue siendo también una opción minoritaria.

Parto Lotus


¿Sabéis en qué consiste? Este parto consiste en no cortar el cordón umbilical y mantener unidos, de forma natural, al bebé y a su placenta, hasta que ésta se seque y se separe de forma natural. Bebé y placenta van a permanecer unidos alrededor de una semana. Hay quienes le añaden un poco de sal a la placenta para incrementar la velocidad de secado. Otros, en lugar de mantenerla unida al bebé... ¡se la comen!.


Opciones de parto


En España suele ser una opción de parto bastante desconocida, pero en Estados Unidos, Australia o Canadá resulta ser relativamente común.

En definitiva, esta opción de parto es la más especial ya que requiere de un comportamiento diferente al resto. Y aunque existen muchas personas reticentes frente a esta opción, otros la defienden afirmando que es la más natural y ecológica, previniendo además sangrados e infecciones. Y vosotras... ¿Qué pensáis?




Image and video hosting by TinyPic