martes, 6 de diciembre de 2016

¿Cómo disfrutar las Navidades con tus hijos?



Comienza Diciembre, que en los hogares donde hay niños es un mes con mucha Magia. Magia con mayúsculas, la magia de la imaginación, de la inocencia, de la ilusión.

Los adultos hacemos todo lo posible por fomentar esos momentos de alegría en los pequeños, incluso en los hogares más desfavorecidos buscamos hacer lo posible por darles un detalle o una pequeña pizca de esa magia de las fiestas, celebres la que celebres, creamos en lo que creamos.

Las navidades son una época en la que los niños disfrutan al máximo, están de vacaciones y la magia junto con los regalos hace que sean unas fiestas muy especiales para los más pequeños.

Están de vacaciones y eso quiere decir que tienen mucho tiempo libre, lo disfrutarán pero seguro que en algún momento se aburrirán y no sabrán que hacer. Pues bien, en estos ratos aburridos podéis aprovechar para hacer manualidades navideñas, dulces y todo lo que se os ocurra.

Una de las manualidades que podéis hacer son las clásicas postales de Navidad. Con unos folios o cartulinas y algunos materiales más los niños pueden pasar un rato super entretenido. Pueden escribirla y mandársela a alguien, así se motivarán mucho más.

Otra de las cosas que puedes hacer con tus pequeños para que se entretengan, es hacer algún dulce típico de la Navidad, por ejemplo las clásicas galletitas de gengibre. A los niños les encanta embadurnarse en la cocina ¡y más les gustará comerse lo que han cocinado! Además podéis decorarlas de una manera divertida, el fondant les encantará a los niños, ya que parece plastilina.

Además podéis hacer alguna manualidad para crear un adorno y así contribuir a la decoración de la casa, a los niños les gusta mucho hacer trabajos manuales y que conlleven imaginación y creatividad, y les gustará más si  saben que después pueden decorar la casa con ellos.

Es importante que los niños vivan la Navidad como una época llena de magia y de ilusión, de fantasía y sueños cumplidos.


Esta Navidad pon en práctica lo siguiente:
Disfruta de tus hijos y de su ilusión
Nada de ofuscarse por los compromisos familiares y sociales
No obligues a tus hijos a hacerse fotos si no les apetece y les da miedo
Empatiza con tus hijos en todo momento.

En Navidad la seguridad de tus hijos sigue siendo lo primero. Es por eso que en el momento de comprar adornos, decorar el árbol, organizar las comidas familiares y pedir a Papá Noel y a los Reyes los juguetes que más les gusten, no debes olvidar prevenir los riesgos que todo ello puede conllevar.

En cada uno de los ingredientes que configura la Navidad existen riesgos que te serán muy fáciles de evitar.
A continuación, te exponemos los métodos de prevención que es aconsejable que sigas en distintos elementos y contextos navideños.

El árbol
Si compras un árbol natural intenta que sea recién cortado: si es así, sus hojas serán difíciles de arrancar y no se romperán si los niños las doblan.
Si compras un árbol artificial, comprueba que lleve la etiqueta ‘resistente al fuego’.
Coloca el árbol en una maceta amplia: para evitar que pueda volcarse.
Corta las ramas bajas: así los niños no se harán daño ni intentarán arrancarlas.

El Belén
No uses figuras pequeñas: para evitar que los más pequeños se puedan atragantar con ellas.
Evita usar serrín o musgo seco para realizar los caminos: usa cartón o papel para que los niños no se lo traguen.

Las luces
Compra luces con el distintivo CE e instrucciones en un idioma que entiendas: y sigue al pie de la letra las instrucciones de montaje y seguridad.
Vigila que los niños no se lleven las luces a la boca: algunos cables contienen plomo en la base de la bombilla y en el alambre del revestimiento.

Los adornos
Para adornar el árbol usa materiales no combustibles o resistentes a las llamas.
No uses adornos puntiagudos, afilados o que puedan romperse.
No pongas adornos que contengan piezas pequeñas: los niños podrían tragárselas o inhalarlas.
Evita que los niños estén en contacto con muérdago, acebo o flores de Pascua debido a su toxicidad. 

Los regalos
Asegúrate de que tus hijos piden a Papá Noel y a los Reyes juguetes para su edad, habilidades e interés: si les traen juguetes demasiado avanzados pueden suponerles un peligro.
Lee detenidamente las instrucciones de los juguetes: antes de que los niños los pidan o jueguen con ellos.
Asegúrate de que las piezas de los juegos no son demasiado pequeñas: para evitar que se las puedan tragar. Especialmente, vigila en este sentido los juegos con imanes.
Aleja de los niños los globos rotos o deshinchados: conllevan riesgo de asfixia.

Las salidas, excursiones y visitas
Intenta que tus hijos no abandonen sus rutinas habituales: las actividades navideñas pueden hacer variar sus horarios de sueño o alimentación. Intenta cumplirlos para que estas fechas no les creen estrés.

En aglomeraciones de gente no pierdas de vista a tus hijos: los centros comerciales o los parques navideños suelen estar llenos de gente. Pacta siempre con ellos un punto de encuentro y apunta tu teléfono móvil en una tarjeta que lleven visible. Explícales, además, que si se pierden, pueden pedir ayuda, preferiblemente a personas adultas con uniforme. 
Image and video hosting by TinyPic