martes, 2 de agosto de 2016

Los abuelos dejan huellas en el alma de sus nietos


La llegada de un bebé no solo altera la vida de los padres, sino también la de muchos abuelos. Poder contar con ellos es un recurso muy valioso. La presencia de los abuelos es un consuelo y un desahogo para muchas familias. Los cambios que provocan el nacimiento del bebé les afectan menos que a los padres, y sus obligaciones están en un plan secundario, dependientes del "mando" de los padres del bebé, y de la disponibilidad que tengan para compartir los cuidados, el afecto, y el tiempo del bebé con sus consuegros.

El papel de los abuelos en la familia está cambiando. Uno de los problemas que más alteran la relación entre los abuelos y los padres de sus nietos es la aplicación de los límites. En muchos casos, es muy difícil que ambas partes lleguen a un consenso. De un lado, están los abuelos que, desde su experiencia, no están de acuerdo con las ideas de los más jóvenes; y del otro están los padres que no aceptan las intromisiones de los abuelos en la educación de su hijo.

Antes, en las familias, los abuelos, hijos y nietos vivían juntos, y los abuelos intervenían bastante en la educación de los nietos. Hoy, mucha cosas han cambiado. Del mismo modo en que la estructura familiar ha evolucionado, los abuelos también lo han hecho. Gran parte de las abuelas de hoy no son como las de antes. Suelen tener una vida más activa y mantienen una vida social, ya estén o no jubiladas. Muchas abuelas ya no están a las órdenes de los padres de sus nietos. Hacen respetar más su tiempo y sus necesidades.

El estilo educativo de los abuelos tiene importantes beneficios en un niño. ¿Por qué? Porque los abuelos que cuidan de sus nietos les transmiten numerosas enseñanzas como:

-        - Aficiones como caminar, cuidar de las plantas, cocinar, etc.
-        - Tradiciones e historias familiares: a los niños les asombra y encanta saber que sus padres fueron una vez pequeños y escuchar historias de sus padres de infancia.
-        - Canciones, juegos y cuentos de antes que están llenas de belleza y enseñanzas.


Por otro lado tanto su posición familiar como su experiencia acumulada garantizan un estilo de crianza del cual es tremendamente positivo que los niños se impregnen. Esto es así gracias a que los abuelos tienden a:

-        -  Tener más paciencia y menor estrés en su vida cotidiana. Esto les permite ser más afectuosos con el niño y mostrar de manera constante a los niños este interés afectivo a través de la escucha empática.
-        -  La comunicación emocional es un pilar básico que permite que los nietos se sientan mucho más comprendidos por sus abuelos que por sus padres.
-       -   Corregir con sus nietos los errores que cometieron con sus hijos y, por lo tanto, renovar la visión de los padres sobre ciertos aspectos.
-        -  Contribuir con su experiencia en momentos de crisis familiar, tanto en el sentido psicológico, como en el económico, si se puede y es necesario.
-        -  Cuidar de los niños cuando los padres no pueden hacerlo. Eso es beneficioso para los niños y para los abuelos porque se sentirán más útiles, más considerados y más valorados.
-        -  Contribuir en el equilibrio de tiempo en el hogar de sus hijos, recogiendo a los niños en el colegio, o quedándose con ellos alguna noche para que los padres puedan salir libremente.
-        -  Transmitir valores familiares y mantener el vínculo entre las generaciones. Las historias de familia les encantan a los niños, y contribuyen en su desarrollo psicológico.
-       -   Ayudar en la educación, interfiriendo en la comunicación entre padres e hijos. Intentando apaciguar a los dos lados.
-       -   Apoyar al padre o a la madre divorciada. Pueden suplir en consejos y en cuidados la falta del otro.
-        -  Aprender con sus nietos, acercándose más a las nuevas generaciones. Aprender a usar el ordenador, por ejemplo.


Al mismo tiempo los abuelos son mucho menos críticos y se centran más en aquellas cosas que están bien que en las que están mal, señalando así las fortalezas del niño más que sus debilidades.

Otra bonita característica del estilo educativo de los abuelos es que ayudan a los nietos a ir independizándose de los padres, así como a socializarse con personas de diferentes edades.

Ante una situación de crisis y de desvinculación familiar como puede ser una separación, los abuelos son un apoyo emocional indispensable para los nietos.


Pero ojo, no solo dejan huellas en el corazón, sino que los nietos aportan vitalidad, alegría y sostén a sus abuelos de manera inconmensurable. Cuidar de los nietos significa para los abuelos redescubrir el mundo de la mano del asombro, de la inocencia y del amor más incondicional.

Image and video hosting by TinyPic