miércoles, 10 de agosto de 2016

Beneficios del cojín de lactancia


Para todas aquellas mamas que optan por la lactancia materna, este tipo de almohadas para embarazadas son muy útiles tanto cuando están en la fase de gestación como cuando ha nacido el bebé.

Cuando vemos este tipo de cojines, pensamos que solo sirven para el momento de amamantar al bebé. Pero realmente le podemos sacar muchas más funcionalidades para la madre, el bebé o incluso el papá también puede beneficiarse de las utilidades de este producto.

¿Quiénes se pueden beneficiar de utilizar un cojín de este tipo? Toda la familia puede sacar provecho. Así que vamos a verlo.


Para la embarazada

1- Solamente cuando estás embarazada comprendes lo difícil que es coger una buena posición para dormir. Pues con uno de esos cojines de lactancia es más fácil encontrar una postura más cómoda para conciliar el sueño.

2- Cuando ya ha nacido el bebé, y si has optado por la lactancia natural, con un cojín de lactancia puedes encontrar una óptima posición para que el recién nacido se agarre bien al pecho, y ambos podáis estar cómodamente durante el tiempo que dure la toma.

3- A muchas personas y familiares les gusta coger al recién nacido y tenerlo en sus brazos aunque esté dormido. Pues podemos ofrecerle este tipo de almohadas para que el bebé siga durmiendo plácidamente en los brazos y evitar dolores de espalda o posiciones incómodas durante un largo período de tiempo.


Para él bebe
1- Puede emplearse para que el bebé empiece a mantenerse sentado cuando tiene unos poquitos meses y empieza a tener más control sobre su cuerpo.


Para el padre
1- Si le das el biberón a tu bebe, el papá al ayudar con la toma de biberones puede utilizar el cojín para obtener una postura más cómoda.



Forma de U
El primer tipo de cojines para amamantar que podemos encontrar son los que tienen forma de U, y suelen medir algo más de medio metro. Son más pequeñas y menos flexibles, con lo que en ocasiones podemos tener más dificultad en encontrar una posición más cómoda en el momento de la lactancia.

Forma alargada
Otro estilo en almohadas de lactancia son aquellas que son más alargadas y flexibles, llegan a medir casi 2 metros de longitud. Son más manejables y resultan muy útiles para que la embarazada encuentra una postura cómoda en la cama a la hora de dormir.


Como usar correctamente una almohada para lactancia
Básicamente hay 4 posiciones de lactancia natural que podemos emplear con nuestro recién nacido, y en todas ellas la almohada nos puede servir de utilidad para apoyar mejor al bebé y evitar posiciones incómodas o los temidos dolores de espalda.

Posición de cuna
En esta posición vamos a sostener al pequeño con el brazo que está situado en el mismo lado que el pecho que utilizaremos para darle la toma. El cuerpo del bebé está en contacto con la barriga de la mamá y con la utilización de la almohada vamos a conseguir que hagamos menos fuerza para levantar su cabecita para que consiga llegar al pezón para succionar.

Posición cuna cruzada
En esta postura la mamá sostiene la cabeza del pequeño con la mano opuesta al pecho que va a utilizar para la toma, de esta forma con la otra mano tiene más libertad para dirigir el seno hacia la boca del bebé. Esta ubicación requiere de una mayor firmeza y consistencia, de forma que con la ayuda del cojín conseguiremos rebajar el esfuerzo a realizar.

Lactancia en colecho
Hoy en día está en auge la lactancia en colecho, de forma que podemos dar de amamantar a los bebés tumbados en la cama junto a él. En esta ocasión utilizaremos la almohada de lactancia para poner encima al nene de forma que alcance mejor el seno para la toma.


Amamantar en posición pelota de fútbol
Aunque es una postura menos habitual, también se puede emplear la almohada para ayudar a sostener el cuerpo del bebé sobre la madre. En esta posición cogemos al recién nacido como si fuera un balón, es decir, con la mano del mismo lado que el pecho que vamos a utilizar.


Características importantes de una almohada de embarazo

Al igual que todas las prendas que necesitamos para un bebé, es muy recomendable que el tejido de la almohada de lactancia sea 100% algodón.

Es importante que la funda del cojín sea extraíble para poder lavarse. Ten en cuenta que estas almohadas de embarazo se utilizar sobre todo para la lactancia el bebé. Con lo que es normal que se ensucie bastante, y será más fácil lavar una funda que la almohada con su relleno.

Al igual que pasa con los colchones, también pueden llevar un protector del cojín para que las manchas no alcancen el relleno.


Caracteristicas de nuestros cojines de lactancia:


El relleno es de microperla de Poliespan de 1 a 3 mm, la funda exterior es lavable y es de algodón. En nuestra tienda puedes elegir el estampado y como de lleno lo quieres, poco lleno, relleno medio o muy relleno. Lo hacemos "al gusto" para la comodidad de la mama y del bebe!


Cuando el bebe tiene de 2 a 4 meses si le pones boca abajo se fortalecerán mucho los músculos de cuello y de espalda!!