martes, 14 de noviembre de 2017

Los 7 miedos por los que pasarás durante el embarazo

miedos embarazo mimuselina


Sin duda alguna el embarazo es una de las etapas más maravillosas, mágicas y bonitas por las que puede pasar el ser humano y ahí, las mujeres somos las grandes afortunadas. Igualmente serán unos meses en los que nos asaltarán mil y un temores.

La revolución hormonal que se está produciendo en nuestro interior nos hará emocionalmente más volátiles e inestables, es cierto, no te asustes si de repente estás eufórica y de repente estás totalmente ploff. Pero no es la única montaña rusa por la que pasarás estos 9 meses de tu vida. A esa atracción de suman los innumerables miedos, preocupaciones y temores que te van a acompañar hasta el final. El último de estos miedos será al parto y se incrementará según se acerque la fecha. Pero de eso hablaremos más adelante... porque antes pasarás por otros tantos, entre ellos estos 8.

Que el miedo es libre, es muy cierto, y además cada cual coge la cantidad que quiere. Eso sí, debemos aprender a controlarlos para que, aunque estén ahí, no se conviertan en una obsesión que nos genere tal estado de ansiedad que no nos dejen disfrutar del extraordinario momento de la gestación.







El primero de ellos, y que tienen el 100% de las mujeres embarazadas es el miedo a perder al bebé. Es inevitable, lo sabemos. Pensar que el feto no se desarrolle adecuadamente o que podamos sufrir un aborto espontáneo es lo más normal de mundo. Según las estadísticas, en torno al 20% de los embarazos terminan en abortos espontáneos, pero muchos de ellos suceden cuando ni siquiera muchas mujeres saben que están embarazadas.


Los abortos espontáneos son pérdidas naturales del bebé y son muy difíciles de prevenir o controlar. Se conoce como aborto precoz aquel que se produce antes de la semana 12 y aborto tardío si se produce entre las semanas 12 y 20.  Son más habituales durante el primer trimestre, y será esa parte del embarazo la que más dudas e inseguridades puedas tener. Hasta la primera ecografía que suele ser en la semana 12. Ahí oirás el latido de tu bebé y podrás relajarte. Aunque ahora veremos que el sonido más bonito del mundo puede convertirse en tu peor aliado.

¿Qué por qué decimos esto? Porque hay madres que se obsesionan hasta tal punto después de oír el latido que necesitan saber día a día que sigue ahí, escucharle y así auto-convencerse de que el embarazo sigue por buen camino. De hecho muchas llegan a comprar un monitor fetal y algunos otros aparatos para escucharlo en casa (Doppler).
Desde aquí os recomendamos no obsesionaros con esto. En ningún lugar mejor que un hospital para saber que todo está perfecto. Si tienes molestias o no te encuentras bien, acude a un centro sanitario. Además a veces pueden dar fallos y te pueden dar algún que otro susto o sobresalto innecesario y nada beneficioso para tu bebé.

Continuando con el miedo a la pérdida, si se produce pasada la semana 20, ya no sería un aborto. Estaríamos hablando ya de parto prematuro. Otro de los grandes miedos.



Este miedo da un salto al tercer trimestre. Es cierto que los avances médicos permiten obrar milagros de supervivencia de fetos de pocas semanas, pero es algo que a las embarazadas nos martiriza durante los últimos meses. El parto se aproxima y todo lo que tenga que ver con él ya nos empieza a generar una especie de pánico controlado. Los bebés prematuros pueden sufrir secuelas graves en el futuro, por eso es tan importante que el embarazo llegue a término para que todo esté maduro antes de salir al mundo exterior. Durante esta última etapa debemos aprender a reconocer signos de alarma, manchados extraños, contracciones a destiempo y controlarlo todo. Ante cualquier duda, lo que os recomendábamos, acudir al médico inmediatamente.



No todos los sangrados van a suponer una pérdida o un aborto, pero si son una señal inequívoca de alerta y de que algo no va todo lo bien que debería. Un sangrado abundante y rojo puede significar un aborto espontáneo y deberás ir al médico lo más rápido que puedas. Por otro lado hay otros sangrados que pueden acompañar a las embarazadas y que son fruto de algún hematoma. Suponen reposo para tenerlo controlado antes de que pueda generar un daño al feto. Si estás pasando por algo así sabes la ansiedad que produce ver manchas al limpiarse o en la ropa interior. El susto es considerable y debes tener muy en cuenta las recomendaciones que te haga tu ginecólogo.








No queremos coger ni un simple resfriado. Cualquier cuidado es poco. Así que tomarás todas las precauciones posibles según las distintas épocas del año para no ponerte enferma. Sobre todo por el tema de los medicamentos. Es muy importante lo primero no automedicarse y lo segundo intentar evitar los medicamentos en la medida de lo posible. Antes de tomar cualquiera de ellos te aconsejamos consultarlo con el ginecólogo, que para eso es el especialista. Este miedo está muy relacionado con el siguiente...

Miramos todo lo que hacemos y todo lo que comemos. Desde actividades físicas al último alimento que ponemos en nuestro plato. Nos empieza a asaltar mil dudas, ¿puedo tomar el sol?; ¿puedo nadar?;¿puedo pasar a un spa?;¿puedo comer de esto o de lo otro?... Todo lo que antes te parecía normal, ahora te generará dudas. Para ello lo mejor es estar muy informada.

En cuanto a la alimentación comenzarás a familiarizarte con palabras como toxoplasmosis, listerioris, anisakis... y verás como ciertos alimentos serán prohibidos y desaparecerán de tu dieta. Sobre todo, y creando vida en tu interior, muchísimo sentido común. Es el mejor de los consejos. Vida sana, alimentación sana y cuidada. No deberás hacer excesos, recuerda que no sólo los sufrirás tú, también lo hará tu pequeñ@.



Es tan inevitable como natural. Sí, engordarás. Sí, tendrás que cuidar mucho la piel para evitar las estrías. Sí, tendrás que cuidarte más, el doble... ¡pero es que ahora sois dos!
Ahí está tu mente, dándole vueltas, de miedo en miedo... ¿a ver si voy a engordar demasiado? ¿Seré capaz de volver a mi peso? ¿Y el pecho, seguirá con las tallas de aumento? ¿Qué secuelas del embarazo podrán quedarme?
Tranquila, no te vuelvas loca. En cuanto nazca el bebé todo esto se te olvidará y pasará a un segundo plano. Lo normal es subir unos 8-10 kilos de peso. Suelen estimar un kilo por mes de embarazo. Es importante llevar una alimentación saludable sin recurrir a tentaciones grasientas y súper dulces.
Parte de esos kilos se los llevará tu bebé, otros tantos se perderán entre líquidos y deshechos que se eliminarán en el parto.
Los cambios estarán ahí, y es que ¡has sido madre!. ¿Hay mayor cambio?




¿Podrá ser parto natural? ¿Tendrá que ser cesárea? ¿Me lo tendrán que provocar? ¿Se adelantará? ¿Me dolerá mucho? ¿Cómo me cambiará la vida cuando me pongan al bebé encima? Abrumadoras todas estas dudas... Y créeme, te llegarán todas sobre todo si eres madre primeriza. Aunque ningún embarazo es igual, tampoco lo son los partos. Una mujer puede dar a luz 3 veces y que ninguna tenga nada que ver. Despeja tus miedos, relájate e intenta disfrutar del momento de la magia del nacimiento de tu hij@.  Pero el miedo al parto es tan grande que nos dará para otro post...

Para ir superando todos los anteriores, algunos consejos:
-El primero, fundamental, una buena información. No te quedes con dudas, pregunta a tu médico en cada consulta, lee mucho y mantente informada. El saber es poder.
-Segundo: disfruta de la etapa con tu pareja sobre todo, y con tu familia y amigos, que sea lo más natural posible.
-Tercero, no interiorices estos temores, compártelos, verás como así te parecen menores.

Esperamos no haberte "asustado" y sí haberte ayudado a aclarar tus temores.

te recomendamos pasarte por el post sobre movimientos fetales 

y piensa siempre en la gran recompensa final



Image and video hosting by TinyPic

viernes, 10 de noviembre de 2017

Valentina una mirada al Síndrome Williams…



Detrás de estos preciosos y enormes ojos azules se esconde Valentina… Pero no es lo único que nos enseña esa tierna y preciosa mirada. Con ella hemos aprendido a mirar de frente un síndrome, el de Williams.

Valentina es risueña y feliz, si quienes la rodean sonríen. Se pone triste y llora si los que están con ella están apenados. Esa sensibilidad y esa empatía, que hasta cierto punto podría ser normal en un niño de su edad, es tremendamente desmesurada en su caso; y el problema es, que probablemente, nunca deje de serlo. Lo que en un niño es de lo más común, de adulto puede ser algo desconcertante. Cuando la madurez y el crecimiento empujan a los niños a cerrar esta puerta de la inocencia, los que padecen el Síndrome de Williams sólo son capaces de dejarla entreabierta…

Y por esa abertura, se cuelan otra serie de problemas que pueden llegar a sufrir a lo largo de su vida las personas obligadas a convivir con este síndrome: cardiopatías diversas, dificultades en el aprendizaje y en el desarrollo del lenguaje expresivo y la comprensión… 


Al ser un problema genético, no hereditario, producido por una pérdida de material genético en el cromosoma 7, y no producen bien la elastina, es por la falta de elastina por lo que surgen los problemas cardiacos. 

Para minimizar los retrasos neuromotores es muy importante la detección temprana.  Los pequeños empiezan a mostrar síntomas a partir de los 2-3 años.

Y fue muy pronto cuando el padre de Valentina, pediatra de profesión, percibió señales que le hacían sospechar que la pequeña podría tener algún problema (prolapso rectal, irritabilidad, ojos enormes e hinchados…) Con sólo unos meses su padre lo tuvo claro.  Las pruebas genéticas no hicieron más que confirmar esos temores. 

Valentina sufría un síndrome del que poco se conocía ya que es una enfermedad relativamente joven (se tiene constancia del primer caso en 1961). Con el diagnósico precoz Valentina ya estaba en manos de especialistas en estimulación temprana, neurorehabilitadores, logopedas,  que hacen que a día de hoy Valentina lleve la vida normal que cualquier niño de 4 años. Aparente y completamente normal. Su entorno está muy orgulloso de los logros de la pequeña, control de esfínteres en tiempo, se comunica con una fluidez que sorprende "su madre dice que no calla..."  y quienes tienen la suerte de conocerla la ven como una niña feliz que irradia felicidad.

Precisamente para normalizar, concienciar y enseñar más acerca de este síndrome, la madre de Valentina, Teresa, trabaja mano a mano con la Asociación  Síndrome de Williams que este viernes 10 de noviembre ha puesto en marcha un Congreso internacional en el Hospital La Paz de Madrid, sobre esta enfermedad. 


Se conoce y se investiga poco, y esto tiene que cambiar. La Asociación lucha día a día por dar difusión a la enfermedad y recauda fondos para ayudar a los afectados y familiares, para que reciban el apoyo necesario.

Son muchas las caras conocidas que se han sumado a la W,  con el hashtag #enseñalaw enseñando al mundo lo que es el Síndrome de Williams y que se puede vivir con relativa normalidad. 
A día de hoy hay adultos que llevan una vida prácticamente normal, con su independencia propia y trabajo incluido.


Aman demasiado, ríen y lloran de repente, son amantes de la música, con mucha energía, pero son niños, especiales, pero niños. Con esta mirada de Valentina queríamos enseñaros una manera distinta de ver el mundo, de sentir el mundo, de vivir la vida. Si queréis colaborar con la Asociación podéis hacerlo en la siguiente dirección, y así contribuir a que el mundo abra los ojos a esta enfermedad. http://www.sindromewilliams.org/




Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Mejores cremas de pañal según la OCU ¿Discutible?



"Está tan suave como el culito de un bebé"… ¡Cuántas veces habremos dicho esta frase, y qué verdad es. Cómo es de suavecita la piel de un bebé y cómo hay que cuidarla! 

Si hay una zona que especialmente tiende a la irritación es la piel de ese “culito”. La higiene y la elección de un buen pañal es tan importante como la crema que utilicemos para regenerar la zona.


Es cierto que no a todos los bebés les funcionan igual de bien las mismas cremas, pero vamos a intentar orientaos a la hora de elegir una u otra. Si bien, en otras ocasiones, el termómetro del estudio anual de la OCU (Organización de Consumidores) nos ha servido de guía, en esta ocasión tenemos que diferir, y en seguida entenderéis por qué. 

Primera aclaración: ¿cuándo debe usarse la crema de pañal?
Si hay un requisito fundamental que toda crema de pañal debe tener es la capacidad de aislar bien la piel del bebé mientras la zona escocida se cura. Es decir, la crema de pañal no está indicada en sí para prevenir la dermatitis, sino que será necesaria para proteger la piel mientras se hidrata y cura. ¿Por qué os decimos esto? Porque si no hay enrojecimiento o escocedura, no es necesario aplicar estas cremas.  Su función no es la de hidratar, sólo la de curar y regenerar.



Segunda aclaración: ingredientes más eficaces
Una vez aclarada su finalidad, la OCU ha llegado a la conclusión de que aquellas cremas que contienen óxido de zinc obtuvieron mejores resultados en los elementos estudiados: recuperación de la barrera cutánea y disminución del enrojecimiento. (Normalmente las cremas que contienen zinc también llevan vitaminas A, D y E que mejoran aún más la prevención y curación de la piel) Ya os adelantamos que muy pocas de las cremas superan este último punto llegando a lo mínimo aceptable, lo que no parece coherente es que la que peor puntuación tiene en este aspecto, sea según la OCU, la mejor valorada.

Del mismo modo que el óxido de zinc es positivo, los perfumes no lo son. Pueden provocar alergias y son totalmente innecesarios en estos productos destinados a zonas irritadas.

Tercera aclaración: consejos para la compra de la crema de pañal
Por regla general, los envases, cuanto más grandes sean, más económicos suelen salir. Pero hay que tener en cuenta que la fecha de caducidad suele ser corta y una vez abierta no debería utilizarse más allá de los 6 meses. Por eso, si la frecuencia de uso no va a ser muy elevada, aunque 100ml salgan más baratos que 50ml, igual no compensa.

El análisis y la crítica
El estudio realizado por la OCU lo han llevado a cabo 20 voluntarios a los que se les ha aplicado unos parches con una solución de orina artificial sobre la piel de la espalda durante 15 minutos con el fin de simular la dermatitis. Después se les han aplicado las distintas cremas y se ha medido su eficacia midiendo la variación del enrojecimiento y la pérdida de agua a los 15,30 y 60 minutos de la aplicación.

Y es aquí donde llega la sorpresa. Resulta que la mejor crema de pañal, cuya finalidad última es la de curar las irritaciones del culito del bebé, es una con una pésima y bajísima valoración en este aspecto. Comprenderéis entonces que no podamos estar de acuerdo con los datos finales del estudio de la OCU que concluye, la mejor valorada ha sido Mustela Crema Bálsamo mientras que la considerada “Compra maestra” por su precio y los buenos resultados que da, sería Johnson BabyTambién están muy a la última las cremas naturales. En este caso la más destacada sería Weleda con caléndula que ayuda a curar heridas, regenera la piel dañada y estimula la acción cicatrizante. (9ª con un precio más elevado que las anteriores).


En nuestro caso particular hay una crema, de las de toda la vida, que nos ha funcionado a la perfección y que ni siquiera aparece en los estudios: Natusan. ¿Cómo se hacen dichos estudios? ¿En base a qué? ¿Quién está detrás? ¿Por qué no se analizan todas las firmas del mercado? O si es así, ¿por qué no se hace saber? Para poder dar credibilidad a un estudio es importante conocer todos los aspectos que hay detrás de él. Quizá sea conveniente, de cara al próximo estudio, una mayor presencia y peso de determinadas valoraciones frente a otras, por ejemplo, no debería pesar lo mismo el etiquetado que el hecho de quitar el enrojecimiento, que al fin y al cabo es el propósito único y final por el que el producto debe utilizarse. 

Aún así, hemos elaborado el cuadro con el top 5 resultante del estudio y he aquí los resultados. Poned en una balanza los criterios analizados y así podréis decantaos por una u otra: 

En sexto lugar Bepanthol pomada protectora. Por detrás de ella, Halibut infantil pomada regeneradora, Nutraisdin crema de pañal, Weleda caléndula y en décima posición, Suavinex crema de pañal

En vuestro caso, ¿qué crema es la que os ha dado mejor resultado? ¿Cuál recomendaríais sin duda a otra mamá en apuros o mamá primeriza? 


Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 25 de octubre de 2017

¿Ahorrar en pañales sin perder calidad? Es posible...


Si hay un gasto asociado a un bebé, de esos que todos los que somos padres o vamos a serlo,  tenemos en mente, es el de los pañales. ¡Uffff!. Muchos de nosotros resoplamos al ver su precio y todos los que puede llegar a necesitar nuestro pequeño durante sus 2-3 primeros años de vida. Que no son dos meses ni tres, que son ¡¡2-3 AÑOS!!... A una media de 6-7 diarios, nuestro bebé puede gastar entre 5000 y 7000 pañales, ¡casi nada!
mimuselina blog mejor pañal 2017
En el caso concreto de los pañales, además, entran en conflicto dos elementos fundamentales: calidad y precio. El precio, por lo que decíamos antes del elevado número que se necesita;  pero si hay algo que, tratándose de un bebé, los padres valoramos mucho, es la calidad (llegando incluso a anteponerse el precio). Por eso vamos a intentar elegir uno donde la relación calidad-precio sea la mejor. Ahorrar sin perder calidad es posible.
mimuselina relación calidad precio pañales
Relación calidad-precio pañales
Para ello la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha publicado un informe con una comparativa de pañales que puede resultarte muy útil. Y el resultado puede sorprenderos: los mejores son… ¡los más baratos! Así, como lo leéis…

EL ESTUDIO
Después de analizar 13 marcas distintas, todos ellos de la talla 4, y probarlos con orina sintética simulando el uso de día y de noche… los mejores pañales según la OCU han sido los pañales Deliplus de Mercadona.
10 mejores pañales mimuselina ocu deliplus
Pañales Deliplus, Mercadona
ELEMENTOS QUE SE MIDIERON
Además de los especialistas en el laboratorio, un centenar de padres se han encargado de evaluar, de manera práctica en su vida diaria y con sus propios hijos, los siguientes factores:
estudio mejores pañales mimuselina ocu
Estudio de los mejores pañales según la OCU


Para calificar cada uno de estos aspectos relativos a los pañales de estas 13 marcas, existían 5 opciones: 
                                                           Muy bueno (*****)
Bueno (****)
Aceptable (***)
Malo (**)
Muy malo (*)

En la búsqueda de un pañal perfecto los padres buscaos lo mejor: que la absorción del pañal sea ultrarrápida para reducir al mínimo el contacto de la orina con la piel del culito del bebé; que los adhesivos permitan comprobar si es necesario el cambio del pañal o no y que siga pegando en caso negativo; que transpire bien sin que provoque sudores y granitos al peque; que no haya fugas; que el bebé tenga libertad de movimiento sin esos escapes... Agitados todos estos elementos, los 5 mejores pañales del mercado según la OCU son los siguientes: 


En el caso del ganador, Deliplus, la absorción diaria y nocturna está tan bien valorada como la sensación de sequedad. Para las familias, además es muy importante el precio, tan sólo 0,16€ por pañal. 

mimuselina mejores pañales blog ocu mercadona deliplus
Deliplus, mejores pañales 2017 (OCU)

Por su parte, en los pañales 
Moltex Premium, es quizá en la sensación de sequedad donde pueden "cojear". El resto de factores tienen una valoración bastante positiva.
mejores pañales moltex ocu mimuselina
Moltex Premium, 2º mejor pañal 2017 (OCU)
Los terceros clasificados, Bambo Nature, cuenta con una calificación buena en prácticamente todos los aspectos, aunque sin llegar a ser excelente. 
mimuselina pañales ocu 2017 bambo nature
Bambo Nature, 3 clasificado en los mejores pañales 2017 (OCU)

El punto menos bueno en los pañales de Prenatal Love&Care, es, como en el caso de Moltex, la sensación de sequedad.
pañales Prenatal mimuselina 2017
Pañales Prenatal Love&Care, top 5 mejores pañales 2017 (OCU)
Para las familias y especialistas, Dodot Básico, flaquea en fugas y en sensación de sequedad, aunque en el resto de elementos tiene una media bastante aceptable. 
mimuselina pañales dodot 2017 ocu
Pañales Dodot Básico, top 5 mejores pañales 2017 (OCU)


Tras DeliplusMoltex PremiumBambo NaturePrenatal Love&Care y Dodot Básico, nos encontramos las siguientes marcas:  Chicco Dry Fit, Día Baby Smile, Eroski bebé, Carrefour Baby Ultra, Moltex Bio Baby o Carrefour Baby Ultra. 

Con toda esta información te será más fácil echar números y ahorrar un poquito en el carrito de la compra sin perder calidad para tu bebé. Y por cierto, no os olvidéis que puede que tengáis que cambiar el pañal en cualquier sitio, así que lo más prácticos es llevar siempre a mano un cambiador de paseo, como los que diseñamos en Mimuselina, con el interior de muletón plastificado muy fácil de limpiar. 

cambiador pañal mimuselina cuconest
El cuconest Mimuselina, también sirve como cambiador



Image and video hosting by TinyPic